A quién pertenece el cerro de las Tres Cruces, ¿a los ciclistas o a los caminantes?

Problemas entre ciclistas y caminantes en el cerro de las Tres Cruces de Medellín

A quién pertenece el cerro de las Tres Cruces, ¿a los ciclistas o a los caminantes?

Vecinos de La Loma de los Bernal que suben caminando al cerro de las Tres Cruces, para hacer un poco de ejercicio, mostraron su inconformidad con los deportistas que practican downhill asegurando que generan una invasión y un peligro por los senderos del morro. Sin embargo, los ciclistas se defienden y dicen que el lugar debe ser compartido.

Este es uno de los puntos donde se genera una intersección entre los ciclistas y los vecinos que suben a pie.

Este cerro ubicado en el suroccidente de Medellín, es uno de los lugares favoritos para la práctica de caminatas y otros ejercicios. Por lo general, los vecinos de Belén suben en las mañanas ya que a partir de las 2:00 p.m. las personas que practican deportes en bicicleta utilizan el sendero con obstáculos para descender.

Según Gonzalo Gómez, vecino del sector, “hace varios años que los ciclistas se adueñaron del cerro colocando rampas de salto, resaltos continuos y pozos de agua sobre el sendero. Algunos de los caminantes, especialmente adultos mayores, se han accidentado en estos obstáculos cuando tratan de subir”.

Además, el hombre dijo que “¿quién los autorizó a utilizar el morro después de las 2:00 p.m., bajar a toda velocidad con sus bicicletas y que los vecinos no podamos subir caminando en la tarde? A veces nos queda difícil subir en las mañanas porque trabajamos o tenemos otras actividades”.

Lea además: Comerciantes y deportistas piden que se pueda subir al cerro Nutibara

Por su parte, Gilberto Páez, vecino de La Loma de los Bernal, opinó que “este lugar debe compartirse y tras la compra de los predios por parte de la Alcaldía deberían construir una vía exclusiva para ciclistas y otra para los caminantes“.

Ante estos comentarios, deportistas que practican downhill y bike trial explicaron la situación que se presenta con algunos adultos mayores, quienes quieren subir al cerro por la pista que ellos mismos construyeron, ya que es más fácil la subida por esa parte de la montaña.

Héctor Carrascal, corredor de downhill profesional hace 6 años, explicó que “cuando se compró el cerro en la pasada alcaldía, las condiciones eran que no cambiaran las funciones y que siguiera como un lugar para que los habitantes de la ciudad lo utilizaran para actividades deportivas y medioambientales”

Contexto de la noticia: La compra cerro de Las Tres Cruces genera opiniones divididas

Morropelón, como es conocido tradicionalmente, anteriormente pertenecía a privados quienes autorizaron la creación de la pista donde se han realizado diferentes torneos como Juegos Departamentales, Panamericanos y eventos de El Colombiano.

“La idea es no pelear sobre qué prácticas se pueden practicar en el cerro sino pensar en compartirlo. Nosotros  construimos el sendero cuando no había por donde subir, además tenemos registros de actividad desde hace 20 años“, comentó Carrascal.

Aunque la pista tiene una separación con señalización, con el fin de evitar el sendero por donde transitan los vecinos, este hombre aseguró que “hay personas que no quieren compartir el cerro con nosotros porque quieren subir por cualquier lado y eso nos parece injusto“.

Además estos deportistas crearon un reglamento para usar la pista en horas de la tarde, con el fin de evitar accidentes. También tienen señalización del lugar y carteles para informar a los vecinos cuando se estén realizando los descensos en bicicleta.

Le sugerimos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Belén

Este cerro cuenta con 2 rutas, por donde pueden subir los vecinos, las cuales hacen intercepción en el gimnasio y descienden en la entrada del Colegio Padre Manyanet.

Según Carrascal, el problema radica en que “algunos adultos mayores utilizan la ruta 2, por donde está la pista para downhill, porque es menos inclinada. Son estas personas las que nos encontramos bajando en las bicicletas”.

¿Y la reglamentación?

Gente consultó con el Inder para conocer el reglamento sobre la utilización de la pista por donde descienden las bicicletas. “No hay una reglamentación pública porque actualmente se efectúa la compra de todo el cerro. La Secretaría de Medio Ambiente es la encargada de la administración de los cerros de la ciudad”, explicó esa entidad.

Diana Montoya, secretaria de Medio Ambiente de Medellín, detalló que “trabajamos por convertir este lugar en un parque ambiental. Es importante que los ciudadanos se apropien del espacio utilizando cada uno de los senderos pertinentes para su práctica deportiva y respetando el de los demás, sin invadir espacios naturales que pueden dañar el ecosistema”.

En el lugar hay presencia de promotores ambientales quienes realizan una sensibilización sobre un adecuado uso del cerro, añadió la funcionaria.

Le puede interesar: Downhill, más que montar en cicla

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co