Después de trabajar 30 años en una cadena de pizzerías creó su propio restaurante

Pizzería Marmon en San Mateo, Envigado

Después de trabajar 30 años en una cadena de pizzerías creó su propio restaurante

Hace un par de días Marco Aurelio abrió una pizzería que ya está dando de que hablar en Envigado

Recuerde: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

En 1987, con 16 años de edad y sin saber nada sobre culinaria ni administración, Marco Aurelio Vélez llegó a lavar platos y picar cebolla en una de las cadenas de pizzerías más reconocidas de Colombia.

Por su entrega y proactividad, asegura, lo accedieron a pizzero. “Era muy preguntón y un compañero se ofreció a enseñarme. Aprendí las formulaciones, el montaje y el manejo de la masa (cómo cogerla y moldearla). Allá hice carrera”.

Durante más de una década se desempeñó en ese cargo en uno de los locales de El Poblado. “Hasta que me nombraron administrador, aunque de vez en cuando también me tocaba cocinar”.

Ese fue su primer y único empleo y oficio. Por eso, el 9 de junio del año pasado, cuando lo liquidaron por causa de la pandemia, Marco Aurelio entró en depresión: “Me estresé demasiado porque a los 50 años es difícil conseguir trabajo, además solo sé hacer pizzas”.

Le interesa: Prepare pizza en casa sin complicaciones

Su esposa, Mónica Bedoya, lo motivó a crear su propio negocio. “Le compré el horno a un amigo, después conseguí el local en San Mateo (detrás de la iglesia, donde antes había una revueltería) y compré la silletería, la mesa para amasar y el congelador”.

Aunque hace poco abrió Marmon, su pizzería, ya tiene clientela. “Tenemos variedad de pizzas, entre clásicas y gourmet, lasañas y panzerottis”.

La fórmula de la masa es creación propia, “yo me la inventé, pues la idea es que la pizza esté bien crocante. Por eso es que la gente viene acá y nunca deja el borde”.

También: El Trifásico, el primer restaurante de La Buena Mesa en Envigado

Los sabores estrella son pollo y champiñones, vegetales y la pizza de la casa, que tiene pepperoni, maíz tierno, cebolla, tomate y tocineta.

Su esposa y su hermana le ayudan en el negocio, mientras que él está en la cocina dándole gusto a los comensales: “El secreto de una buena pizza, además de saberla moldear y distribuir bien los ingredientes, es el amor y el buen servicio, de verdad que sí”.

Importante: Si amas Envigado únete a este grupo de Facebook

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co