Las Mariposas, el paradisíaco parque en la loma de El Esmeraldal

Parque de las Mariposas en El Esmeraldal, Envigado

Las Mariposas, el paradisíaco parque en la loma de El Esmeraldal

Es como un oasis en medio de un gris producido por vías y unidades residenciales. A lo lejos se veía alguien que estaba ‘jardineando’, como se dice popularmente; un vecino concentrado en su labor de conservar el llamado Parque de las Mariposas, un espacio construido por la comunidad del barrio El Esmeraldal de Envigado. El ambiente cambia… y un ‘tintico’ en medio del verde paradisíaco fue el inicio de una buena conversación.

Alberto González vive hace 50 años en El Esmeraldal y todos los días visita este parque. Fotos: Jaime Pérez

Lea además: Estos pequeños parques de Envigado dividen opiniones entre los vecinos

Se trata de Alberto González, uno de los residentes de este sector y abanderado de un parque que, si no fuera por los vecinos, no existiría en el mapa del municipio.

“Después de recriminarle a la Alcaldía que había construido un urbanismo muy salvaje en este sector, logramos que se nos entregara este espacio, el cual fue adoptado por la comunidad para darle el nombre de Parque de las Mariposas. Decidimos hacer un desarrollo en este parque para una reserva natural de mariposas, un sitio para la conservación y el cuidado de esta especie”, explica Alberto.

Las plantas de algodoncillo permiten que las crisálidas puedan tener su proceso de crecimiento para convertirse en orugas y así alzar el vuelo en un futuro como unas hermosas mariposas.

“Hace como 40 años estoy estudiando este mundo de las mariposas… y me encanta. Aquí hacemos actividades con las familias y los niños para que conozcan más sobre esta especie y su conservación. Les enseñamos como criar estas orugas, que en 8 o 15 días se convertirán en mariposas. Estas orugas se las pueden llevar a sus casas con todos los cuidados que nosotros les indicamos”.

En el año 2012 los vecinos se unieron para luchar en contra de una construcción, según ellos, “desmesurada y perjudicial para el barrio”.

En esos proyectos de edificaciones que los mismos residentes han logrado frenar se han construido pequeños parques alrededor, entre ellos el de las Mariposas, uno de los más llamativos para envigadeños y visitantes. “Yo vivo acá hace 50 años y paso acá al parque diariamente para hacer labores de jardinería y cuidado de las mariposas. Esto también ha sido un plan durante la pandemia”, agrega Alberto.

Lea también: ¿Cuál será el futuro del Triángulo de las Bermudas en Envigado?

En el parque, ubicado en la calle 27 sur con carrera 27 D, también un espacio ideal para las mascotas, hay una variedad de plantas, especialmente para el alimento de las mariposas. “Acá abundan el girasol mexicano, las asclepias, algodoncillo y cilantro sabanero, esta última atrae abejas y avispas que polinizan la zona”, agrega el vecino.

Y don Alberto no está solo, también suele estar acompañado de sus amigos Edgar Echeverri y Jorge Melguizo, también dos buenos vecinos de El Esmeraldal.

“Entre varios vecinos hemos convertido este espacio en un bello jardín, laboratorio de mariposas y una huerta para los residentes (tomates, romero, limoncillo, etc.), que pueden venir a sembrar y disfrutar de un encuentro especial con amigos, familia y mascotas”, comenta Melguizo. La experiencia es inolvidable y la energía que allí se maneja es para resaltar entre una comunidad que construye a diario esa vida barrial que tanto se ha perdido… y que tanto extrañamos.

Le recomendamos: Si amas a Envigado únete a este grupo de Facebook

Alberto y sus vecinos les enseñan a niños y familias sobre el cuidado y conservación de las orugas y mariposas.

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co