Laura le cuenta cómo fue su experiencia con la inseminación artificial

Mujer de Medellín quedó en embarazo por inseminación artificial

Laura le cuenta cómo fue su experiencia con la inseminación artificial

Su vocación de mamá fue tan fuerte que Laura F.M. (así es su seudónimo) quiso asumir este rol sin importar que su “príncipe azul” aún no llegara a su vida. Después de pensarlo y consultarlo con los expertos, esta vecina del barrio San Lucas de El Poblado tomó la decisión de ser una “madre por elección”, a través de la inseminación artificial, un procedimiento que le dejó grandes enseñanzas, esas que hoy comparte a través de la escritura.

Fotos: cortesía

Lea además: Lorena y Stefany, mamás y emprendedoras

“Yo me decía que si a los 30 no me había llegado una pareja, de igual forma me convertiría en mamá”. Y así lo cumplió. Su hijo Maximiliano ya tiene 1 año de vida, producto de este procedimiento médico. “Pensé en la adopción, pero es un proceso muy complejo para personas que están solteras. Así que me acerqué a una clínica de Medellín para que me asesoraran sobre la inseminación artificial”.

Pero había algo más que Laura no quería pasar por alto. “No quiero ocultarle nada a mi hijo en un futuro y por eso quise que su padre no fuera anónimo. En Colombia, por ley, el donante de semen es completamente anónimo. Un médico me recomendó que hiciera el proceso con un banco de semen en Estados Unidos. Allí es permitido que cuando el niño cumpla 18 años, si él lo decide, puede conocer a su padre biológico”, explica la vecina.

Sin dudarlo, Laura compró esa semilla a través de internet. “Haga de cuenta que estás en una tienda online comprando esto. Allí se encuentran los perfiles de los donantes y uno va escogiendo por medio de filtros. Así lo hice y sin ningún problema finalicé dicha compra”. El procedimiento médico se realizó en Medellín y Laura, por fin, quedó en embarazo.

Le puede interesar: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Laura con su hijo Maximiliano.

Lea también: Cristina, una experta en ayudar a otros a conseguir pareja

“Fueron 9 meses en los que estuve muy bien, sin complicaciones. Algunos mareos, pero gracias a la ayuda de mis padres pude salir adelante. Cuando llegó el parto, el médico me dijo que debía ser por cesárea por mi contextura física. Es que el niño que venía era muy grandote… hijo de gringo (risas)”.

Dicha experiencia fue llevada a la escritura, método por el cual esta egresada de negocios internacionales de la Universidad Eafit quiso compartir con otras mujeres, y hasta hombres, que quieran ser madres y padres solteros por elección.

“Siempre me ha gustado la escritura y antes de quedar embarazada de mi hijo comencé a escribir un poemario para que algún día él lo pudiera leer y se diera cuenta de cuanto lo anhelé. Acompañado con eso le escribí un cuento, en donde el niño entendiera de una manera más sencilla la decisión que su madre tomó antes de tenerlo”.

Tanto el poemario (‘Deseo de estrella’) como dicho cuento (‘Bebé de las estrellas’) fueron publicados por una editorial, teniendo un éxito que Laura no se esperaba. “Me convertí en la madrina de las demás mamás que han tenido este mismo proceso. A mi cuenta de Instagram @_laura.fm me escriben muchas personas preguntándome sobre la inseminación artificial y de cómo me ha ido con el tema”.

Hoy en día Laura no se cambia por nada ni por nadie. Junto a su hijo vive una experiencia única y, además, no descarta la posibilidad de que tarde o temprano llegue su pareja ideal. “No descarto casarme, pero no tengo ningún afán. Estoy disfrutando de mi hijo”, finaliza.

Le recomendamos: Si amas a El Poblado únete a este grupo de Facebook

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co