Aislarse de sus hijos, el sacrificio de una médica en Envigado

Aislada de sus hijos, el sacrificio de una médica en Envigado

Aislarse de sus hijos, el sacrificio de una médica en Envigado

Nidia Patricia Torres tiene para destacar que no ha sido discrimanada en la unidad donde reside, ubicada en el barrio Camino Verde del municipio de Envigado. Es médica, especialista en Salud ocupacional, y labora en el Hospital Pablo Tobón Uribe de Medellín. Ella nos cuenta sobre el mayor sacrificio que ha tenido en su vida: separarse de sus hijos.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Periódico Gente (@periodico_gente) on


A María Alejandra, de 15 años, y Sebastián, de 10, aún les cuesta entender el por qué un virus microscópico los apartó de su mamá, una reconocida médica que vela por el cuidado, no solo de pacientes, sino de sus mismos colegas.

“Me encargo de que el personal médico esté con todos los cuidados necesarios para su salud física y psicológica. Este ha sido un reto enorme porque uno como ser humano siempre tiene un miedo latente… y más en esta situación”, asegura Patricia.

“Mamá, te quiero abrazar”

Lo curioso de esta historia es que sus hijos se encuentran muy cerca de ella, al cuidado del papá y de la abuela de estos niños. “Los tengo a pocos metros y la gente no se imagina lo que significa esto para quienes trabajamos en el sector salud. Solo converso largo rato con mis hijos por videollamada”.

Lea también: Esto es lo que debe saber si va a salir a hacer deporte en Envigado

Para ella no es nada fácil someterse a este aislamiento al que nos obligó el coronavirus (covid-19), pero entiende que es la única forma de prevenir cualquier contagio.

“Mi hijo ha estado decaído. Me dijo: ‘mamá, te quiero abrazar’. Yo voy cada ciertos días, cumpliendo todos los protocolos, me siento en el balcón que es el sitio más aireado y lo saludo un momentico… porque un niño necesita el contacto físico con su mamá”.

La doctora insiste en que este es un virus que se va a demorar mucho tiempo en desaparecer y que todas las personas deben seguir juiciosamente las recomendaciones. También, asegura que el personal médico seguirá batallando para obtener un final menos complejo de esta crisis.

“La responsabilidad de cada ser humano es seguir pa’ delante. Definitivamente no he pensado en tirar la toalla y me siento feliz y orgullosa de estar cuidando a la gente y a mis compañeros médicos”. ¡Fuerza, doctora!

Le recomendamos: ¿Cómo tratar los dolores que aparecen por la quietud en esta cuarentena?

Patricia y sus dos hijos, María Alejandra y Sebastián. Foto: cortesía.

Por Daniel González Jaramillo
gente@gente.com.co