Santiago y su historia de amor en La Casa de las Piedritas de Envigado

Historia de amor de La Casa de las Piedritas, en Envigado

Santiago y su historia de amor en La Casa de las Piedritas de Envigado

Conversar con Santiago nos llevó directo a La vida es bella, película italiana en donde Roberto Benigni, en su personaje de Guido Orefic, le ofrecía esta vida y la otra a quien más adelante se convertiría en esposa y madre de su hijo. Esta vez, la historia no es en Italia… es en Envigado.

Santiago Rojas en su otra consentida: La Casa de las Piedritas. Fotos: cortesía

Contexto de esta historia: En Envigado hay una casa hecha a punta de piedritas

Aquel sitio turístico, que resalta entre las demás casas, está ubicado en San José, barrio adonde llegaron los primeros arrieros a fortalecer la economía del municipio. La Casa de las Piedritas es el reflejo de aquella fantasía que cualquier enamorado quisiera cumplir. “La principessa” de este cuento se llama Gloria Ochoa, esposa del reconocido vecino y maestro Santiago Rojas, constructor de este lugar mágico.

Actualmente, Santiago padece con algunos percances de salud, de los que esperamos su pronta recuperación. Aún así, a este príncipe azul se le iluminan los ojos cuando menciona a su compañera: “Ella es mi todo, mi apoyo en cada momento… y por ella es que existe La Casa de las Piedritas”.

Lea también: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Se autodenomina como “piedrólogo”, un oficio que salió de su imaginación para construir este nido de amor, en el que actualmente reside con Gloria y que, según él, “aún faltan muchos detalles que van formando este hogar, tal y como lo soñé”. Ese sueño ha estado por más de 30 años, cuando el maestro Rojas le prometió a quien fuera su novia en esa época que construiría una casa hecha con piedras. Y así fue.

Bohemio y galán, así es este vecino, nacido en el barrio san José de Envigado.

Carlos Gaviria, historiador y amigo personal de Santiago Rojas, asegura que “el abuelo de él era un imaginero, es decir, que tallaba imágenes religiosas en madera y fue uno de los mejores en esa época, en Antioquia y, muy seguramente, en Colombia. Eso hizo que sus hijos se convirtieran en grandes artistas”.

Le puede interesar: Vecinos de El Trianón llevan 40 años de casados y su amor sigue vivo

La teoría del historiador se confirma con el hermano de Santiago, curador del Museo de Louvre en París. “La Casa de las Piedritas es muy importante porque es un testimonio del amorSantiago le prometió a su esposa llevarle una flor y una piedra diaria, esta última con la que construiría su hogar”.

Gaviria también cuenta que dicha casa, además, se ha ido construyendo con “materiales desechados de las casas antiguas, especialmente las que existieron en el barrio Mesa. Entrar a la casa es montarse a la máquina del tiempo, testigo de la locura, del amor y de otros sentimientos; una construcción importantísima para Envigado”.

Le sugerimos: Si amas a Envigado únete a este grupo de Facebook

Santiago Rojas acepta su popularidad, no solo en San José sino en varias partes del país y del mundo. “Me conocen mucho y eso me hace sentir orgulloso porque la casa se convirtió en un referente a partir de un sueño. Acá vienen personas de varios lugares y se quedan encantados. Todo esto salió de mi imaginación“, comenta el vecino.

Admirador, también, del arquitecto español Antoni Gaudí, a quien le debemos la belleza y majestuosidad del templo La Sagrada Familia en Barcelona. Al maestro, envigadeño y nacido en este barrio, le aceptaremos la invitación a tomar el algo, espacio donde muy seguramente nos acabará de contar sobre esta historia de amor en los tiempos de Santiago Rojas.

Le recomendamos: El envigadeño que incentiva la construcción con ladrillos de plástico

Santiago al lado de su esposa, Gloria Ochoa. Foto de 2017. tomada por Edwin Bustamante.

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co