“Javi es de esos profes que nunca se olvidan”

Javier Vélez, profesor querido en el Columbus School, Medellín

“Javi es de esos profes que nunca se olvidan”

Este profesor de preescolar es reconocido en el Columbus School por el amor y la energía con que dicta sus clases. Conózcalo.

Además: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

A la docencia Javier Vélez llegó, como dice él,”por un carambolazo de la vida“. En el año 85, recién llegado de Panamá, le resultó un trabajo como asistente de la biblioteca de bachillerato del Columbus School.

“Allá trabajaba mi hermano como profesor de música de preescolar y, como no tenía nada para hacer, acepté”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Javi (@javivelezc)

Con el tiempo se antojó de enseñar. “Aunque la verdad quería era salir de vacaciones de verano como los demás”, dice entre risas.

También: Si amas a El Poblado únete a este grupo de Facebook

A la docencia ya se había acercado en Panamá, trabajaba como tutor de 2 niños en una zona rural.

“Pero esa es una vocación innata. Mis padres fueron mis grandes mentores, cuando era pequeño ellos siempre trabajaron con la comunidad. De hecho, fundaron un colegio en Manizales“.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Javi (@javivelezc)

También: The Columbus School estrena biblioteca

Apenas vio la oportunidad se presentó a una convocatoria para Asistente de Preescolar en la misma institución.

“Una semana después de que entraron los niños me enamoré de este oficio e hice la carrera profesional en la Universidad Pontificia Bolivariana”.

También: Equipo de robótica del Columbus se lució en Estados Unidos

Javier, un estudiante de la Ingeniería Civil que en cuarto semestre se dio cuenta que pasaba mejor en la piscina de la universidad que en las clases de matemáticas, descubrió hace 30 años que su pasión estaba en cantar y enseñarle inglés a los más pequeños.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Javi (@javivelezc)

Me pareció supremamente mágico entregarles todo lo que tenía, pero al mismo tiempo recibir de ellos su inocencia, su capacidad de asombro, su interés por aprender, su genuinidad”.

Le interesa: Así fue el regreso a clases en los colegios de El Poblado

Pero eso no es lo único que mantiene a Javier feliz en su trabajo, para él es un regalo ver que los papás de los niños que están ahora en Kinder 4, también fueron sus estudiantes.

“Yo les pregunto que si no están cansados de verme y ellos dicen que al contrario, les hace gran ilusión decirle a sus hijos que yo también fui su maestro“.

Este hombre de 61 años de edad, aficionado a la bici y próximo a jubilarse es reconocido en el Columbus School por su buen sentido del humor y el amor y la fuerza con que dicta su asignatura.

Definitivamente, tal y como lo expresan quienes tuvieron la fortuna de ser sus aprendices, “Javi es de esos profes que nunca se olvidan”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Javi (@javivelezc)

Importante: El profesor gringo que se enamoró del DIM

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co