Conozca a Gabriel, el ‘supervecino’ del barrio La Magnolia en Envigado

Hombre que hace muebles en Envigado

Conozca a Gabriel, el ‘supervecino’ del barrio La Magnolia en Envigado

Psicólogo de profesión, tal vez esa faceta es la que lo ha convertido en un vecino ejemplar y siempre con ganas de ayudar a sus semejantes. Gabriel Betancur “se puso la camiseta” durante esta pandemia y no se dejó vencer por aquel virus que arrasó con millones de negocios en todo el país.

Gabriel, otro emprendedor del barrio La Magnolia.

Lea también: Si amas a Envigado únete a este grupo de Facebook

Para él, Envigado ha sido su mejor vividero, municipio donde se ha encontrado con gente ‘echada pa’ adelante’ y con el deseo de emprender e innovar en cualquier empresa. Los vecinos del barrio La Magnolia lo conocen como un tipo honesto, amable y colaborador.

“Esa actitud la heredé de mi papá, un hombre que siempre ayudó a los demás, sin esperar nada a cambio. De niño recuerdo que mi papá tenía unos buses, cuya ruta iba hacia el barrio La Floresta (Medellín), y él siempre les daba mercados a los conductores o les pagaba la educación a los hijos de ellos”, comenta Gabriel.

La pasión de este emprendedor es todo lo que tenga que ver con lo eléctrico. Su empresa, dedicada a fabricar productos metálicos para el sector eléctrico, sufrió una caída en sus ingresos por culpa de la pandemia. “Los materiales subieron mucho de precio y los clientes ya no estaban comprando este tipo de productos”.

Lea además: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Pero la creatividad del vecino fue más allá y quiso incluir en su empresa una línea de muebles, fabricados por él mismo. “He sido una persona muy curiosa y por eso vi que la gente se estaba interesando más por escritorios, zapateros, jardineras de madera, muebles para su casa y otro tipo de decoración interior”.

Junto a su esposa, Gabriel emprendió con un negocio de comidas.

Le puede interesar: Viva una experiencia gastronómica en esta cuadra de Envigado

El negocio le funcionó y Gabriel se convirtió en un reconocido fabricante de muebles en el barrio. Y tanta es su empatía con las personas que quiso donarle las sillas y mesas al local de Andrea, la de los plátanos maduros ‘Mi Cliente’, una vecina que le tocó el corazón. “Me parece que esta gente le pone muchas ganas a su negocio y por eso es que les va tan bien. Son unos guerreros que no se dejaron ganar por la pandemia, así como Andrea”.

Y la mente de Gabriel no se queda quieta. Junto a su esposa creó un emprendimiento de comidas rápidas. “Hacemos fritas cubanas, parecidas a las hamburguesas, pero con otro estilo. Esperamos que pronto consigamos un local para montar nuestro negocio en forma”.

Éxitos para Gabriel Betancur, el ‘supervecino’ envigadeño que da ejemplo de perseverancia, tolerancia y empatía con sus otros vecinos. También puede conocer su trabajo en la cuenta de Instagram @immecsas.

Le recomendamos: Andrea llegó a Envigado para deleitar con sus plátanos maduros 

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

(Visited 270 times, 1 visits today)