Los fantasmas que aún rondan la Casa de la Cultura de Envigado

Historias de fantasmas en la Casa de la Cultura de Envigado

Los fantasmas que aún rondan la Casa de la Cultura de Envigado

El silencio sepulcral se hizo presente en la entrevista que le hacíamos al historiador Carlos Gaviria. Mientras nos contaba el origen de la Casa de la Cultura Miguel Uribe Restrepo, unos pasos se aproximaban hacia este experto, quien interrumpió su relato para mirar hacia atrás. Consternado miró al periodista, quien también se encontraba confundido. Nos espantaron… podríamos decir. La conversación siguió su curso.

Le sugerimos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Foto: Esteban Vanegas

Lea también: La aterradora historia del bar Cuenca en El Poblado

“No es la construcción original, que era más pequeña. Con el tiempo se fue ampliando y con estas obras de restauración encontramos los pisos originales de la casa, más o menos a 50 centímetros de profundidad, los cuales nos mostraron una casa anterior”, explica Gaviria.

La vivienda pertenecía a la familia Restrepo, cuyo lugar fue bautizado como la finca Andalucía, por eso el nombre actual del barrio. “Los últimos dueños de la casa fueron los Botero, quienes vendieron en 1970 al Municipio de Envigado. Las energías se impregnan en las paredes de la construcción”, según el experto.

“Esta casa fue familiar, pero también un colegio, centro de historia y un teatro, donde nació el Matacandelas. Por estos muros han pasado centenares de personas que han dejado su impronta, afortunadamente, todas con una energía muy bonita”. Y es cierto, en la casa aún se respira ese ambiente familiar, que ha estado latente desde 1770.

Le puede interesar: El espanto de la Casa Amarilla en Laureles que no dejó en paz a un vigilante

Sin embargo, no todo ha sido color de rosa y las manifestaciones, en décadas anteriores, se hacían más fuertes y, en ocasiones, hasta miedosas. Uno de los actuales empleados de la Casa de la Cultura, quien quiso reservar su nombre, dice que “antes de la restauración del lugar se veía pasar la figura de una niña vestida de blanco por los pasillos. Al igual que la de un hombre. Pueden ser los espíritus de algunos integrantes de la familia que vivió en esta casa”.

Las manifestaciones

Cuenta la persona que un artista que se preparaba para una exposición en la casa, exactamente en el salón Débora, en donde se han dado estas manifestaciones, “sintió que de un momento a otro el clima cálido que hacía en el momento se convirtió en una nevera por el bajón de la temperatura tan fuerte”.  Y ha sido en ese salón donde inexplicablemente mesas y sillas se corren solas, haciendo un ruido que produce espanto.

La manifestación más fuerte se hizo presente en el año 2009, cuando este empleado sintió cómo en el antiguo zarzo, donde se ubicaba también la cocina, hoy en día el salón biblioteca, “se movieron unas cosas, cuyo ruido fue bastante tremendo. Llamé al vigilante de esa época, don Juan, quien me preguntó sobre el ruido que también había escuchado”.

Lea además: La casona maldita que existió en Castropol

Fotos: Julio César Herrera

Le sugerimos: En Belén hay una casa donde supuestamente ocurren hechos paranormales

“Fuimos al zarzo y no encontramos nada… pero cuando apagamos la luz y ya nos estábamos yendo de ese espacio, sentimos que corrieron todas las sillas y mesas, haciendo un estruendo más fuerte que el anterior… como si se estuviera acabando el mundo”. En el momento en que nos estaban contando dicha historia, otra persona nos abordó y dijo: “Recuerden que en ese zarzo murió una persona, actor del antiguo teatro Matacandelas. Se dice que esos ruidos eran producidos por su espíritu”.

Recorrimos la casa y vimos que algunos detalles se conservan, como el lavapiés, ubicado en todo el centro del patio. “Son energías de presencia, no porque haya pasado algo malo o terrorífico al interior de la vivienda. Por acá transitó Manuel Uribe Ángel, José Félix de Restrepo, José Manuel Restrepo y Miguel Uribe Restrepo, quien nació, creció y soñó en esta casa. Acá se debieron haber tomado decisiones muy importantes para Envigado, cuyas energías pueden estar todavía acá presentes”, agrega el historiador.

Lea también: Historia de terror en una casa de la calle 10 de El Poblado

Y fue hace apenas unos años cuando otra manifestación, tal vez la más reciente, hizo “parar los pelitos” a quienes trabajan allí. “Nos encerraron en una de las oficinas. Solo nos encontrábamos dos personas en la casa y depronto vimos como se cerró una de las puertas… y al segundo la otra.

Estábamos a plena luz del día sin ninguna corriente de aire. Hombre, cerraron las puertas con mucha fuerza, nos querían encerrar”, comenta uno de los empleados.  Cada pared del lugar cuenta una historia. Los personajes que habitaron este sitio, al parecer, no quisieran abandonar la casa, la misma que hoy es uno de los patrimonios más importantes de Envigado. Creer o no creer, ese es el dilema de nuestros vecinos.

Le sugerimos: Si amas a Envigado únete a este grupo de Facebook

Le recomendamos: El supuesto espectro que rondaba por una antigua vivienda de Laureles

¿Alguna vez lo han espantado? Si usted tiene alguna historia similar que haya vivido en El Poblado, Envigado, Belén o Laureles puede escribirnos a gente@gente.com.co.

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

(Visited 991 times, 1 visits today)