Vía Primavera florece de nuevo gracias a estos emprendedores

Vía Primavera florece de nuevo gracias a estos emprendedores

Vía Primavera florece de nuevo gracias a estos emprendedores

Cruzar la carrera 37 con calle 8 en El Poblado (Medellín) es otro cuento. La sombra de los árboles y el canto de los pájaros conectan perfectamente con el ecosistema que se construyó hace 18 años y el cual fue bautizado como Vía Primavera. Sí, hace honor a su nombre, gracias a su ambiente, como salido de un cuento de hadas.

Fotos: Juan Antonio Sánchez

Allí nos dieron la bienvenida Nuria Cañellas, la ‘profe’ con su historia de ascendencia catalana y fundadora de este sector; Luz Stella Roldán, quien nos cuenta cómo salió adelante en medio de esta pandemia, junto a su hijo Andrés Merino, su socio y confidente. Además, Andrés Restrepo, diseñador de modas, inspirado con sus estudios en Milán, alumno de Nuria en la Universidad Pontificia Bolivariana, y quien nos habla de cómo Vía Primavera se convirtió en un “distrito de la moda” en Medellín.

Fueron meses críticos en los que estos emprendedores vieron cómo sus colegas se rendían y entregaban sus sueños a un virus invisible. Con un “esfuerzo sobrehumano”, como ellos mismos lo califican, lograron quedarse allí y darle una nueva oportunidad a estos negocios. Conozca a estos inspiradores del emprendimiento.

Lea también: Isabel Londoño dejó la alta costura para dedicarse a la moda del día a día

Madre e hijo, socios y confidentes

Dicen que las sociedades en familia no funcionan, pero Luz Stella Roldán y Andrés Merino rompen con esa teoría. Madre e hijo, socios y grandes confidentes que sacan su negocio adelante, ubicado, claro está, en su lugar favorito en el mundo: Vía Primavera. “Nosotros empezamos acá en febrero del 2016. Siempre quisimos estar en Vía Primavera con nuestra primer marca, llamada ‘Eukaria Maticas’, precisamente por ese amor al verde y a la naturaleza, cualidades que esta ubicación nos brinda. Más adelante, nuestra marca se fue transformando y hoy, además de las ‘maticas’, también apoyamos al diseño colombiano, vendiendo en nuestra tienda varias marcas de autor. Comenzamos con 35 marcas y superamos las 100”, explica Luz Stella.

Con la pandemia, su modelo de negocio fue repensado. “Si algo tenemos claro es que no vamos a renunciar a este proyecto, a pesar de las dificultades que nos dejó la cuarentena. Tuvimos que sacrificar algunas de las marcas, pero ya nos encontramos en este nuevo local (diagonal al que estaban en un principio), más pequeño y con un cambio positivo. Estamos felices”.

Y así lo interpreta también Andrés Merino, un vecino de El Poblado y un emprendedor con todas las de la ley, una ayuda enorme para su madre.

“Sin importar las situaciones por las que hayamos pasado por la pandemia, lo que buscamos es que esa historia y esencia de Vía Primavera se mantenga y conserve su concepto de ‘distrito de diseño’, que a nivel internacional ha sido muy reconocido. Ustedes acá no van a ver cosas importadas o con toques de otras partes… el mercado colombiano es el que prima y eso es lo que precisamente ha gustado. Sí, todos acá somos una gran famlia”.

Lea además: Nuria celebra el cuerpo, el glamour y la comodidad

Luz Stella Roldán y su hijo Andrés.

La ‘profe’ Nuria

Nuria Cañellas nació en Medellín, pero habla con orgullo de sus padres catalanes, motivo que la ha inspirado para que sus diseños sean un híbrido entre España y Colombia. “La bomba que pusieron en el Parque Lleras en el 2001 nos tumbó la tienda. Fue un suceso bastante doloroso, no solo para mí sino para la comunidad de diseñadores que allí había, especialmente de la UPB. Ahí vimos cómo la carrera 37 era un posible espacio para renacer con nuestros negocios”, comenta.

“La idea, entonces, fue crear un distrito de diseño en esta zona de la ciudad. De los que comenzaron con este proyecto, hoy en día solo quedo yo, como fundadora de Vía Primavera. Vi que llegaban nuevos diseñadores, casi todos de la Bolivariana, de la facultad de Vestuario, donde también fui egresada y docente durante 15 años, motivo que nos da una mayor confianza y familiaridad con los estudiantes y comerciantes que estamos acá actualmente”, agrega Cañellas.

Con su tienda de modas llamada ‘Rojo’, Nuria es una de las diseñadoras más queridas del sector, cuyos clientes se alegran por este nuevo proceso de reapertura y de saber que la pandemia no logró derrotarla.

Nuria Cañellas, fundadora de Vía Primavera.

Andrés, el alumno más ‘pilo’

Es fácil saber quien es líder de este negocio. Su personalidad y criterio a la hora de hablar de moda lo hacen uno de los mejores en su campo. Es imperdonable pasar por Vía Primavera y no saludar a  Andrés Restrepo, este emprendedor que montó su tienda ‘Alado’ hace unos 12 años aproximadamente. Es pupilo de Nuria, egresado de la UPB, también promotor de este concepto “distrito de la moda”, como lo califican estos diseñadores.

“Quisimos llegar a este espacio porque es el corazón de la vida social del barrio, así que nos pareció muy propicio llegar y juntarnos para crear este concepto de alianza entre todos. Nos complementamos, somos un ecosistema y una familia que transforman una calle a cielo abierto”.

Le recomendamos: Lina Marín hace música para vestir

Afirma que Vía Primavera ha sido escuela de grandes diseñadores. “Todos los que han construido su negocio han pasado por acá y cogido vuelo. Eso da mucho orgullo porque nos damos cuenta que la idea inicial de este sector funciona y sigue funcionando. Es un laboratorio empresarial con unas ideas de negocio muy impresionantes”.

Su especialización en Gerencia de empresas de moda la realizó en Milán, estudios que lo inspiraron para crear su negocio en Medellín. “De formación también somos artistas plásticos y por eso nos gustan mucho las palabras que tienen significado. ‘Alado’ es una de ellas… las alas expresan un sueño muy significativo, especialmente para los emprendedores de esta ciudad”.

Andrés Restrepo, propietario de la marca ‘Alado’.

Le sugerimos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co