Amalia, la vecina y artista de El Poblado que se inspiró en Italia

Historia de Amalia Osorio, artista de Medellín

Amalia, la vecina y artista de El Poblado que se inspiró en Italia

Cumplió un sueño y hoy lo refleja con sus palabras y creaciones. Amalia Osorio, artista paisa de 31 años de edad nos cuenta cómo alcanzó una de sus metas más preciadas y que cualquier artista envidiaría: estudiar y vivir en Florencia, Italia, una ciudad que le brindó toda la inspiración que ella necesitaba para continuar con las artes visuales.

Foto: cortesía Amalia Osorio

Lea además: Artista de Conquistadores celebró sus 90 años de vida

Es vecina en El Poblado, barrio La Florida, y ya tiene su propia academia de arte llamada Botticelli, bautizada así por aquel artista renacentista que tanto la ha inspirado en su carrera. Su obra se enfoca principalmente en retratos y anatomía, los cuales representa por medio de un lenguaje personal. Utiliza técnicas como la pintura al óleo, grabado en metal, xilografía en madera y linóleo, además de dibujos en lápiz y estilógrafo.

¿Por qué la decisión de estudiar en una ciudad como Florencia?

“Allá se concibe el arte de una manera muy diferente. En Colombia no hay mucho espacio para el arte clásico y por eso decidí irme. Al principio me iba a quedar 6 meses y resulté quedándome 6 años (2011 al 2016). Fue un sueño cumplido, inspirado en mi abuelito, quien era acuarelista y me hablaba mucho de Florencia”.

¿Y a qué se debió su regreso?

“Sentía que el ciclo ya estaba cumplido en Italia. Estudié en la Accademia di Belle Arti de Florencia y después fui profesora en la Accademia D’Arte AD’A, rol que me permitió perfeccionar el italiano. Después quise aplicar mis conocimientos en Colombia e incentivar el arte en mi país… especialmente en mi ciudad”.

Le sugerimos: Nunca es tarde para ser artista

¿Pudo cumplir sus expectativas en Colombia?

“Sí, monté mi propia academia de arte, en la que pude reunir varios alumnos interesados en este tema. Llegó la pandemia y me obligó a integrarme a la tecnología… yo era cero de redes sociales, y me tocó. Pero gracias a eso pude llegar a la virtualidad y tener alumnos de diferentes partes del mundo. Un año raro, pero que me permitió conocer mucha gente desde la distancia. Ya regresé a la presencialidad con todas las medidas de bioseguridad. Para mí la academia debe tener presencialidad”.

Lea también: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

¿Qué cree que le espera en el 2021?

“Espero continuar viviendo en Medellín, con mi academia y realizando intercambios de estudiantes para Italia. La academia también realiza estos procesos para que gente de acá se vaya a estudiar arte a ese país y regrese con mucho conocimiento”.

¿Cree que ciudades como Medellín han evolucionado en la apreciación artística?

“Cada vez más veo un proceso de evolución, especialmente con niños y jóvenes que quieren irse a estudiar arte a otros lados para regresar y aplicar sus talentos acá. A Medellín le falta un poquito en esa apreciación, pero creo que lo ha ido logrando con la creación de nuevos espacios que así lo permiten. En Colombia hay una excelente educación en el tema, pero falta que se resalte más”.

¿Cree que se puede vivir del arte?

“Yo nunca quise vivir del arte. No me quise estresar por el hecho de pintar un cuadro y tener que venderlo. Me he encaminado especialmente en la academia”.

Le recomendamos: Si amas a El Poblado únete a este grupo de Facebook

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co