Vendió su casa en Laureles debido a las extrañas presencias que la atormentaban

Fantasmas en un apartamento en Laureles, Medellín

Vendió su casa en Laureles debido a las extrañas presencias que la atormentaban

Una vecina de Laureles relató la historia de varios fantasmas que molestaban en su casa. La mujer vendió su apartamento solo 6 meses después de haberse mudado por temor.

En esta calle habitaba la vecina hace 25 años.

Es normal que algunas personas sean incrédulas referentes a historias paranormales, ya que nunca han sido testigos del pánico que genera no poder explicar un suceso, pero lo que le sucedió a Yolanda Díaz es una prueba de que existen energías de otras dimensiones que por invadir sus espacios pueden convertirse en un tormento para la vida.

Hace 25 años, Yolanda Díaz, compró un apartamento dúplex ubicado en Laureles, en la transversal 72 con la circular 39 A. En ese tiempo solo vivía con su hija, quien se encontraba en constantes viajes por motivos de estudios, y una señora que le ayuda con la limpieza de su hogar. Todos fueron testigos del misterio que este apartamento guardaba.

Lea además: ¿Espantan en la propiedad donde murió Pablo Escobar?

Recuerda como si hubiera sido ayer el primer susto en ese apartamento. Sucedió cuando Yolanda, luego de trabajar, llegaba a su apartamento. Cuando daba vuelta a la llave para abrir la puerta comenzó a escuchar la risa de una pareja de ancianos.

“Lo primero que se me vino a la mente fue que se habían entrado a robar a mi casa, estaba asustada y de inmediato bajé donde el portero para que me acompañara. Cuando entramos ambos escuchamos en la sala de mi casa la carcajada espeluznante de un señor anciano que se iba desvaneciendo con el paso de los segundos”, explicó la vecina.

Tratando de comprender lo que había sucedido Yolanda Díaz revisó las ventanas para percatarse si alguno de sus vecinos era quien se reía de esa forma diabólica, pero no se escuchaba nada. Tampoco vio la silueta de ninguna persona o sombra y la situación finalizó así, sin explicación.

Le sugerimos:El supuesto espectro que rondaba por una antigua vivienda de Laureles

Con el paso de los días a esta vecina la siguieron espantando en su apartamento. En otra oportunidad, Yolanda y Felisa, su empleada del servicio, se encontraban en la parte superior del apartamento y sintieron un golpe, cuando bajaron no se explicaban lo que había sucedido.

Había un plato de la vajilla que estaba partido por la mitad, había una parte astillada en el piso mientras que la otra mitad del plato estaba en su posición normal mientras se secaba. Nadie más estaba en el apartamento, no tenía mascotas y mi hija estaba de viaje, nos atemorizamos mucho”.

No se pierda: La casona maldita que existió en Castropol

Felisa nunca le contó nada a la propietaria del apartamento mientras vivió en ese lugar, pero luego de que ella lo vendió le contó que en ese lugar sucedían cosas extrañas, les cerraban las puertas y jugaban con las luces, pero cuando ella subía a revisar las puertas estabas nuevamente abiertas. Todo era un misterio.

Yolanda comenzó a investigar sobre estos hechos en el edificio y uno de los porteros le confirmó que en el lugar espantaban. “Como él tenía su habitación para descansar en el parqueadero, se despertaba cuando encendían un vehículo. Sin embargo, cuando iba a revisar no había nada”, comentó la vecina.

De interés para usted: En Belén hay una casa donde supuestamente ocurren hechos paranormales

Esta mujer sorprendida por lo que sucedía en su apartamento en 1995, habló con otros residentes del sector, quienes le contaron que anteriormente en el terreno donde estaba ubicada su casa era un hogar geriátrico donde fallecieron varias personas de la tercera edad.

Luego de ver que una vecina del tercer piso llamó a un padre para que rezara su hogar, porque al parecer en las noches le halaban su cobija o la ropa que llevara puesta, Yolanda tomó la decisión de vender su apartamento, solo 6 meses después de haber llegado.

Lea además: Historia de terror en una vivienda de la calle 10

¿Alguna vez lo han espantado? Si usted tiene alguna historia similar que haya vivido en El Poblado, Envigado, Belén o Laureles puede escribirnos a gente@gente.com.co.

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co