La repostería unió a Carolina con su mamá y sus hermanas

Hermanas crean repostería de tortas especializadas en Envigado

La repostería unió a Carolina con su mamá y sus hermanas

En 2015, una profesional en microbiología decidió ser mamá de tiempo completo, creó una repostería y recibió el apoyo de su mamá y sus 2 hermanas.

Además: El amor por la repostería unió a este par de hermanas

Nació en Cartagena, se crió en Bucaramanga y los últimos 6 años ha vivido en Envigado. Carolina Ruíz es una microbióloga apasionada por la cocina, a la que el destino le dio la difícil tarea de escoger entre su familia o su carrera.

“Soy madre soltera y no tenía tiempo para criar a mi hijo. Así que me propuse buscar un trabajo que pudiera hacer desde la casa”.

Se mudó a Antioquia para estar cerca de sus 2 hermanas. Con ellas empezó un emprendimiento de bisutería. “A todas se nos facilita mucho el trabajo manual“.

También: Juliana Álvarez, la repostera de reposteras

Sin embargo, como el énfasis de su profesión está en la industria de alimentos, le antepuso la palabra Dulce a la marca que ya tenían de accesorios.

“Le quise dar mi toque y María Alejandra, mi hermana, me apoyó. Empezamos haciendo gelatinas artisticas, cupcakes y galletas… Todo lo aprendimos a punta de tutoriales… Eso sí, la decoración era (y es) nuestro factor diferenciador”.

Al principio asistían a ferias para vender sus productos.. “Ahí fue cuando una clienta encargó la primera torta”. Nunca habían hecho una para vender, pero aceptaron.

Recuerde: María Camila heredó la receta de la torta de la judía

Ensayando y probando fórmulas e ingredientes crearon sus recetas. “Hacíamos decoraciones pequeñas, pero a medida de que la gente nos fue conociendo empezaron a salir nuevos retos”.

Pero no se trata solamente de repostería estéticamente “bonita”, según las hermanas Ruiz sus productos tienen un sabor especial.

Le interesa: Leidy creó el paraíso de las tartaletas

Ahora María Alejandra no está de tiempo completo reparando o decorando tortas. Esta comunicadora social trabaja en la Universidad de Antioquia, pero continúa apoyando a Dulce Violeta en las redes sociales, mientras que Carolina y una ayudante de cocina, se encargan de crear.

No olvide: Desde Tailandia Laura trae la repostería a base de plantas

Mi mamá, que es es contadora, es la encargada de lo contable y lo legal, y mi otra hermana (que vive en el exterior) edita las fotos, está pendiente de la página web y nos apoya en lo que necesitemos”.

Precisamente esa unión familiar, que se dio gracias a la repostería, es la que destaca Carolina: “Cuando yo decidí emprender todas se emocionaron y quisieron aportar su energía para que todo fluyera. Eso es gratificante. Incluso mi hijo, que ya tiene 14 años, se ha involucrado, nos ayuda a preparar mezclas y hornear tortas cuando lo necesitamos”.

Importante: Si amas a Envigado únete a este grupo de Facebook

Foto: Carlos Velásquez
Texto: Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co