Juliana combinó el diseño y la fe en Dios para crear Tu promesa

Emprendimiento de productos cristianos en Medellín

Juliana combinó el diseño y la fe en Dios para crear Tu promesa

Juliana Castro diseña cuadernos, ilustraciones, complementos y promesas que buscan que las personas fortalezcan su espiritualidad.

Además: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

Cuando su papá llegó al límite del alcoholismo, Juliana decidió que quería acercarse más a Dios. Tenía 12 años en el momento en que su tía la llevó a una iglesia cristiana.

Fue un par de meses y se alejó. “Quedaba muy lejos de mi casa”. Sin embargo, cuando recién cumplió los 17 y tuvo su primera decepción amorosa volvió.

Pero nuevamente se distanció, hasta que a los 21 decidió seguir firme por ese camino.

“Y desde 2007 hasta hoy sigo siendo cristiana. No es fácil, somos humanos y hay días de crisis. Sin embargo, aunque mi papá dejó el alcohol hace 6 años, si no hubiera sido por esta decisión de vida no sé qué hubiera sido de mí“.

No se pierda: Vecino de Laureles creó canal de YouTube católico para evangelizar a jóvenes


Pero en 2011, mientras atravesaba una crisis laboral y hacía una técnica en Diseño Gráfico, esta comunicadora audiovisual sintió la necesidad de crear algo para Dios en agradecimiento.

“Desde pequeña me han gustado los colores, así que empecé a diseñar promesas bíblicas, hice el plan de negocios y le puse un nombre al emprendimiento”.

También: Conozca a este tierno y lindo vecino de El Poblado

Sin embargo, como no contaba con los recursos necesarios para continuar dejó de lado su proyecto.

Paradojicamente en 2019 se volvió a quedar sin trabajo lo que le dio la oportunidad de materializar su sueño.

“Emprender no es fácil, a veces me cuestiono muchas cosas, hay meses buenos y otros en los que no vendo nada, pero he hecho lo que para mí es importante: hablar de Dios y mostrarle a la gente cómo es tener una relación cercana con él“.

Además: En Belén crearon la primera mesa de la fe y credos religiosos de Medellín

El primer producto fueron unas tarjetas con versículos de la Biblia. Después sacó unos cuadernos, stickers, un diario devocional y otro de oración y agradecimiento.

“Mi idea es también en redes sociales compartir mi testimonio y enseñarle a la gente a leer la Biblia para romper con los mitos de que es complicada de entender”.

Para cada persona hay una versión, asegura Juliana. “Las personas que quieren empezar a estudiar la Biblia deberían conseguir la de Dios Habla Hoy, Nueva Traducción Viviente o Nueva Versión Internacional, porque el lenguaje es más sencillo”, añade.

De igual forma, sugiere verificar que el libro sagrado tenga letra grande y un diseño que sea de nuestro agrado.

“Hay que procurar orar antes de leerla y hacerlo en un momento del día en que no tengamos distracciones. Asimismo, recomiendo llevar un registro de lo que leímos, de lo que aprendíamos y de lo que nos gustó”.

Su consejo principal es disfrutar cada lectura y hacerla desde el corazón. Incluso, asegura, una buena manera de iniciar con el estudio de la Biblia es comenzar por los Salmos. Su favorito es el 147.3: “Él sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas”.

Importante: Si se siente orgulloso de habitar El Poblado lo invitamos a unirse a este grupo de Facebook

Por: Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

(Visited 29 times, 1 visits today)