Estas vecinas transforman cenizas de fallecidos en lujosos diamantes

Diamantes fabricados con cenizas de fallecidos en Medellín

Estas vecinas transforman cenizas de fallecidos en lujosos diamantes

Se ve curioso, pero es más común de lo que usted piensa. ¿Se imagina fabricar un diamante con las cenizas de su ser querido? Pues dos emprendedoras de Medellín, Liliana María Ospina, vecina de Belén, y su sobrina, Ana María Mejía, de El Poblado, brindan esta posibilidad a aquellas personas que quieren portar el más grato recuerdo de ese ser que ya no las acompaña en este plano terrenal.

Liliana María Ospina. Fotos: cortesía

Liliana es ingeniera civil y hace 10 años realizó una maestría en ciencias e ingeniería de materiales en la Universidad Carlos III de Madrid, España. Fue allí donde descubrió esta técnica de convertir las cenizas de fallecidos en lujosos diamantes. “Me llamó mucho la atención el hecho de aplicar dicho proceso en Colombia. Vengo de una familia que se ha movido en el mundo de las funerarias, así que esto caería como anillo al dedo, complementándolo con mi talento y profesión”, comenta.

Lea además: Campos de Paz es más que un cementerio

“No fue para nada fácil, pero me puse juiciosa en la tarea de investigar sobre la fabricación de diamantes con cenizas. Después de mucho trabajo se logró el objetivo. Hay que pasar por varios trámites referentes a permisos de traslado de las cenizas a Suiza, donde fabricamos estos diamantes”, explica Liliana.

Durante ese tiempo trabajó en compañía de una vecina de Envigado, llamada Viviana Gutiérrez, otra de las fundadoras del proyecto, pero que ya no está en dicha empresa. “Con ella comencé todo este proceso, para nada fácil, pero muy interesante y enriquecedor para nuestras carreras”, expresa Liliana.

Actualmente, y en compañía de su sobrina Ana María, una ingeniera financiera, esta vecina asegura que ha sido una de las experiencias más bonitas de su vida. “El tema es poco conocido por la reserva que se pide por parte de los clientes. Ellos quieren vivir su duelo en privado, sin que nadie sepa que su diamante es fabricado con las cenizas de su ser querido. Podría decir que el 90 % de estas personas que mandan a hacer estas joyas, en Colombia, residen en El Poblado”.

Ana María Mejía.

Lea también: ¿Por qué el cementerio de Envigado tiene forma de trébol?

Muchos se preguntarán cómo se puede obtener un diamante de estas características. “Esta joya se hace especial porque las cenizas se transforman en carbono, después en grafito y ya al final en diamante. Nuestro cuerpo contiene boro, un elemento químico que le da una tonalidad azul al diamante, muy bello”, agrega Liliana.

También con mascotas

Los animales tienen un significado especial en la vida de las personas, es por eso que esta técnica también puede aplicarse con las mascotas. “El proceso es exactamente el mismo, solo que, además de las cenizas, también puede hacerse con el pelaje del animal. Lo más común que hemos visto es con los caballos”.

También se han presenciado casos de parejas que quieren celebrar su aniversario con un diamante, fabricado con sus cabellos. “La gente queda muy contenta y agradecida cuando se les hace la entrega, que puede demorar entre 5 meses y 1 año, todo depende del tamaño y los quilates del diamante”.

Un duelo que pareciera raro o extravagante, pero que ha cobrado fuerza en Colombia durante los últimos años. “Esta forma de vivir el duelo nos ha acercado mucho a estas personas, que quieren mantener vivo el recuerdo de sus seres amados… y qué mejor que con un hermoso diamante”, finaliza esta emprendedora.

Si quiere saber más sobre este proceso puede ingresar a la página web www.algordanza.co o seguirlos en la cuenta de Instagram @algordanzacolombia.

Le sugerimos: En Campos de Paz hay otra manera de enfrentar el duelo

Así luce uno de los diamantes fabricados con las cenizas de un fallecido.

Por Daniel González jaramillo
danielgj@gente.com.co