¿Sabe usted cuáles son las llamadas “especies no carismáticas”?

Animales en Medellín y Envigado que son maltratados por su aspecto

¿Sabe usted cuáles son las llamadas “especies no carismáticas”?

Como todo en la vida, los animales también se ven afectados cuando nos guiamos por su apariencia, motivo por el cual los expertos catalogan a ciertas especies como “no carismáticas”, pero que igual tienen una función vital en el ecosistema.

Zarigüeya o chucha. Foto: Archivo

Muy seguramente usted le teme o le huye a animales como el gallinazo, la zarigüeya (popularmente conocida como chucha), a los murciélagos, tarántulas o serpientes, seres que podemos relacionar con un ámbito negativo para nuestros sectores. Conversamos con Daniel Alejandro Restrepo, médico veterinario y guía de naturaleza, egresado de la Universidad CES, quien nos habla de la importancia que tienen estas especies y el hecho de respetar su hábitat.

Lea además: Murciélagos, la especie “no carismática” que habita en el sur del Valle de Aburrá

Conectarnos con el entorno

Se ha evidenciado el maltrato por parte del ser humano hacia estas especies, relacionándolas con una amenaza para nuestra integridad… pero qué equivocados estamos. “Nos enamoramos de las especies carismáticas como un tigrillo, un ave de colores, un puma, un olinguito, etc, pero rechazamos a las no carismáticas porque nos generan un sentimiento negativo. Quiero dar un ejemplo claro de esta discriminación: un murciélago cumple la misma función que un colibrí, está haciendo exactamente lo mismo. Esta especie está realizando un trabajo de polinización y esparcimiento de semillas, vital para el ecosistema, solo que no es tan bonito como el colibrí, y por esa simple razón los miramos con rechazo”, comenta el experto.

Murciélago frugívoro. Foto: cortesía Sergio Solari

Algo similar pasa con la zarigüeya o chucha, un marsupial que vemos comúnmente en sectores como El Poblado y Envigado, cuyas condiciones para su reproducción y alimentación se dan en las laderas de las quebradas.

“Las chuchas también esparcen las semillas. Ellas se encargan se sembrar arbolitos todos los días. Pueden comer frutos en El Poblado y se trasladan hasta Envigado, donde defecan y siembran esa semilla. Yo les pregunto… ¿ustedes cuántos árboles siembran diariamente?”

Lea también: Las zarigüeyas también son nuestras vecinas en el sur del Valle de Aburrá

El maltrato hacia estos animales está relacionado con su apariencia, similar al de una rata, pero no lo es. “Tiene la cola larga, su pelo puede ser feo, tiene cicatrices por el entorno en el que le toca vivir, en donde se tiene que defender de depredadores. No son ratas, eso nos tiene que quedar claro”.

Control de plagas

Que los gallinazos son sucios, cochinos y feos. ¡Qué pereza tenerlos en nuestros barrios! Otro error común. “Esta especie (Coragyps atratus) es de las que más admiro, comenzando por su vuelo. Son increíbles desde cualquier punto de vista y son expertos en controlar y reciclar ciertos componentes de la naturaleza. Un ejemplo, en alguna zona de Envigado o El Poblado pudo haber muerto algún animal y en su proceso de descomposición suele generar alguna enfermedad que afecte al ser humano. El gallinazo llega y se lo come, controlando así esta situación”, explica Daniel.

Gallinazo (Coragyps atratus).

Otra de las especies a las que más le tememos es a la serpiente. “Odiamos a las serpientes y culebras desde que la humanidad existe, pero son animales que cumplen una función de control bastante importante. Ellas se alimentan de insectos y pequeños roedores, que sí pueden causarnos una gran molestia y enfermedades”.

Le sugerimos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Con las serpientes venenosas, ese miedo se incrementa, pero el profesional le ve un lado más positivo a esta clasificación. “El veneno de una serpiente puede traer componentes que ayudan a la creación de medicamentos que combaten algunas enfermedades en humanos. Otra cosa distinta es cuando te muerde una serpiente venenosa, ahí sí toca realizar un tratamiento médico con suero antiofídico”. Y brincamos cuando vemos una araña, otra de las especies no carismáticas más comunes con las que hemos aprendido de a poco a convivir.

Serpiente cazadora.

“Las arañas grandes o tarántulas no se ven mucho en zonas residenciales, pero sí en bosques, por ejemplo, en la parte alta de Envigado o El Poblado. Las de menor tamaño sí las podemos ver en nuestras casas y también son controladoras de plagas. Las telarañas que ellas construyen atrapan cualquier tipo de insectos, comenzando por los zancudos, esos bichos que tanta molestia nos traen, que en casos peores son transmisores de enfermedades”, comenta el veterinario.

Le puede interesar: Reconozca a estas serpientes venenosas que habitan en Envigado

Según Restrepo, en el Valle de Aburrá ha aumentado la conciencia de protección hacia estos animales, pero que aún falta más educación para entender el por qué debemos respetarlos. “Si vemos a estas especies en nuestro entorno es por alguna razón. Muy seguramente al lado de su casa hay una quebrada, un bosque o un jardín que tienen todas las condiciones para que estos animales vivan.

También, decirles a las personas que les gustan los cebaderos que, claro, vendrán pajaritos muy bonitos, pero también murciélagos, zarigüeyas y, nada raro, depredadores que ya tengan detectada su presa en dicho cebadero. Entonces no podemos juzgar a una especie por su apariencia física, todas y cada una de ellas, bonita o fea, cumplen un rol en el medio ambiente, que así no lo crea, pero es de lógica, nos favorece a todos nosotros”.

Si tiene alguna denuncia de maltrato hacia estas especies o dudas referentes al tema puede comunicarse al Área Metropolitana del Valle de Aburrá a la línea 385 60 00.

Le recomendamos: Si amas a Envigado únete a este grupo de Facebook

Tarántula.

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co