Albita, el amor de la vida de J Balvin

Albita, la mamá de J Balvin

Albita, el amor de la vida de J Balvin

Elegante, carismática, una mamá con todo el mundo. Esa es Albita, le gustan que le digan así, sin tanto complique. Residente del barrio Conquistadores de Medellín desde hace más de 13 años, tiempo en el que ella se ha destacado como una vecina impecable y siempre servicial. No le digan doña, ahí la van a tener de malgenio.

Albita asegura que educó a su hijo bajo las reglas de la humildad. Foto: cortesía de Maxiaz

¿La han visto? ¿la reconocen? Claro, es la madre orgullosa de José Álvaro Osorio Balvin, reconocido en el mundo del entretenimiento como J Balvin, uno de los artistas urbanos más influyentes del mundo, paisa, y quien también fue vecino en este sector de la ciudad. Albita fue reconocida con el título de ‘Madrina de la ONU’, donde trabajará en proyectos para la vida y la niñez de la Organización de las Naciones Unidas. Hablamos con ella y nos contó sobre la misión que tiene con su hijo y toda la familia.

Lea además: Cuando Maluma era un vecino más de Envigado

“Que sea la mejor persona”

“Lo eduqué bajo la exigencia de ser la mejor persona, no el primero, sino el mejor”, expresa Albita, refiriéndose a José, aquel muchacho soñador que desde niño ya mostraba ese espíritu emprendedor que hoy lo tiene en la cima del género urbano. “Comenzamos a construir un camino luminoso porque el espíritu es eterno. Hoy me siento muy feliz por esa misión que se ha ido logrando en José y toda mi familia. Desde niño, él trabajó para ser buena gente”.

Hace pocos días la vimos en el más reciente videoclip de J Balvin, titulado ‘Agua’, un tributo al personaje infantil Bob Esponja. “Aparecí 2 segundos y me tocó repetir eso como 30 veces (risas). Me quedé aterrada con el profesionalismo de todo el equipo de trabajo y resulté más enamorada de mi hijo por esa serenidad y seguridad que tiene con su carerra. Además, del carisma que demostró durante este rodaje. Ahí me di cuenta que como mamá venía haciendo las cosas de la manera correcta”.

Y esa luz que irradia Albita no solo le ha servido a J Balvin para su exitosa profesión musical. Familia, amigos y hasta vecinos saben de la amabilidad de esta madre de familia. “Todos mis vecinos han sido muy queridos y dispuestos. Llevo más de 13 años en este sector y siempre se han caracterizado por ser muy tranquilos. Acá también vivió ‘Josecito’ y pasó una época maravillosa”, comenta Albita.

Lea también: San Mateo, el barrio de Envigado que inspira a este joven músico

Su color preferido

Con el álbum ‘Colores’ de este artista urbano, Albita asegura que hay un importante color en esta lista. “Se trata del negro… porque de la oscuridad también nace la luz. Yo me visto mucho de negro, que no solamente significa luto o tristeza. Muchos dicen que la vida es color de rosa… y no, qué pereza todo el mundo tan rosa y perfecto”.

Esta vecina también asegura que se siente en el mejor momento de su vida y que eso se refleja en su expresión. “Hemos escuchado que los ojos son el espejo del alma… y así me siento cuando me veo en fotos o en el mismo espejo, veo a una mujer feliz, contenta con su familia y por todo lo que se ha ido logrando, con una regla básica que siempre les hemos enseñado a nuestros hijos: la humildad y el buen corazón”. Asegura ser una persona que no alardea de sus logros ni tampoco es de las que llena de flores a sus hijos.

“Cuando ‘Josecito’ se gana un premio o alcanza éxitos tan importantes nunca lo lleno de elogios porque le haría un daño. Mi objetivo es que permanezca con los pies en la tierra y no se deje dañar la mente por la fama. Este es un camino que construimos todos”.

Además, lleva un mensaje a quienes también envían malas energías. “Invitarlos a que nos escuchemos más y no juzguemos al que se equivoca. No hablemos tanto de quien comete errores porque la lengua nos puede castigar en algún momento”.

Albita, el amor de la vida de aquel muchacho que llena estadios, pero del mismo que sigue siendo el niño consentido de la mamá, sin condiciones.

Le sugerimos: “Estar encerrado me ha permitido escribir más canciones”

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co