En la piscina también puede practicar yoga

En la piscina también puede practicar yoga

En la piscina también puede practicar yoga

El Alto de los Sueños y el Polideportivo Sur son los 2 escenarios deportivos de Envigado donde hoy se dictan clases de yoga en el agua. Conozca esta tendencia.

Gaviotas, caballos, colibríes, nutrias y otros animales se mencionan cada martes y jueves en la piscina del Alto de los Sueños. No es que esté dentro de un zoológico ni nada parecido, sino que estos son los nombres de algunos de los 56 estilos de nado que se practican en el naaram yoga (yoga en el agua).

Fabián Martínez, monitor de deportes del Índer Envigado y creador de esta modalidad cuenta que en ella se fusionan 40 nados con estudio clínico y respiraciones Pranayama.

Cuando tenía 14 años conoció el yoga y viajó por el país acompañado de un inglés y un alemán para expandir esta práctica. Durante sus estancias en hoteles con piscina descubrió que uno de sus amigos tenía buena apnea y como él poco sabía de nadar, se dedicó a aprender.

Lea también: Cuevas del Higuerón, un tesoro en las montañas de Envigado

Después vino la idea: creó una serie de movimientos en el agua, les dio un orden, unos nombres y salieron los 57 estilos que mandó a registrar y obtuvo los derechos a nivel mundial. De hecho, hoy en día no solo da clases a los vecinos de Envigado sino que ofrece acreditaciones. Recientemente certificó a una rusa y próximamente recibirá a una enfermera argentina y a su hija, que tiene un gimnasio en Rosario.

El Índer Envigado es pionero en ofrecer las clases de natación integral y yoga terapéutico todos los martes y jueves, a las 11 a.m. en el Alto de los Sueños, y los miércoles, a la 1:30 p.m. en el Polideportivo Sur. Por lo pronto Fabián Martínez avanza en la elaboración del libro Yoga en el agua, más que una terapia, con la colaboración del ITM, Clinisalud y una periodista del Banco Interamericano de Desarrollo. Para la publicación cuenta con los estudios clínicos de 40 nados.

Las clases comienzan con ejercicios de cardio en el agua. Martínez explica que uno de ellos es el nado del colibrí 1, que trabaja los abdominales y oblicuos: luego el colibrí 2, que requiere el movimiento de más de 100 músculos y el colibrí 3, que trabaja el 100 % de los músculos. Esta imitación del movimiento del ave, según él, sirve para fortalecer los hombros, los músculos para vertebrales y los de la zona core.

Le sugerimos: Esté atento a lo que viene para Envigado en 2019

A ellos los complementa el nado del caballo, las respiraciones Pranayama y una serie de 21 estilos que trabajan diferentes patologías. El profesor indica que solo “20 minutos de naaram yoga equivalen a 1 hora de ejercicio extenuante en tierra”. En una de sus clases nos mostró algunos ejercicios, aquí le explicamos un poco.

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co