Aún no reparan las casas afectadas por obra de Inferior con Balsos

¿Quién responderá por las casas dañadas en Inferior con Balsos?

Aún no reparan las casas afectadas por obra de Inferior con Balsos

1 año y 9 meses han transcurrido desde que la Alcaldía de Medellín puso en funcionamiento el paso a desnivel de la Inferior con Los Balsos. 1 año y 9 meses llevan los habitantes de distintas viviendas del sector esperando que la Alcaldía les repare los daños que, aseguran, les provocó la obra a sus viviendas.

Con ese plazo como evidencia César Alzate, uno de los afectados, califica como una promesa rota la hecha por la Administración municipal según la cual les repararían los daños en tanto concluyeran las obras.

Su casa, una vivienda unifamiliar construida a mediados de los 80, fue víctima de unos daños fruto, sostiene, del reasentamiento provocado por la obra que ahora tiene de vecina.

Pero él no está solo. Esa misma espera es la que lleva a cuestas un grupo de familias que demandó al Municipio, a la Unión Temporal Cruce Los Balsos (primer contratista), a Gisaico (segundo contratista), a unas aseguradoras y al Fondo de Valorización para que alguien les repare sus viviendas.

Según estima, cerca de 30 casas y apartamentos de unidades aledañas resultaron afectadas por el proyecto vial. “Se acabó la obra y no volvieron”, dice con notoria molestia el vecino.

Contexto de la noticia: Siguen los problemas en la Inferior con Balsos

Un mar de frustraciones
Si algo tiene el malestar de César Alzate es que está bien documentado. En su poder hay decenas de documentos entre los que se encuentran estudios topográficos y de ingeniería, diseños, recortes de prensa, actas de reuniones entre los vecinos, constancias, certificados, cartas y más cartas donde la Administración Municipal le pide al contratista que repare el daño que entendió fue provocado por el proyecto.

Inclusive hay un documento de la Contraloría de Medellín en el que consta que “según los documentos enviados por la Unión Temporal, queda claro que existía pleno conocimiento por parte del contratista, contratante e interventor de las posibles consecuencias que se derivarían de una construcción”.

Tiene también las actas de las reuniones en las que el director del Fonvalmed, César Augusto Giraldo, les aseguró que solo bastaría con que procedieran a ir a una conciliación prejudicial para que el Municipio les reparara sus viviendas.

Pero, como si fuera poco, ahora tiene un documento que evidencia que dicho procedimiento, que se planteó como un medio expedito, no funcionó.

Lea también: ¿Quién responderá por las casas dañadas en Inferior con Balsos?

En la audiencia de reparación extrajudicial convocada por la Procuraudría 116 Judicial II para asuntos administrativos, celebrada el 10 de julio del año pasado, el apoderado del Fonvalmed reveló que la entidad decidió “no presentar fórmula conciliatoria”.

¿Por qué no ha habido acuerdo?
César Augusto Giraldo, director del Fonvalmed reveló que en la actualidad tienen 3 demandas de reparación directa y sabe de la existencia de una cuarta, que fue interpuesta no contra el Fondo sino contra el Municipio.

El funcionario reconoció que la Administración fue muy insistente con que los propietarios deberían esperar a que concluyera la obra para hacer una “valoración total de los daños”. “Si se hacía un arreglo a mitad de camino y se presentaba un nuevo daño, sería necesaria otra demanda y otro reproceso” añadió.

“También éramos claros en que como estábamos manejando recursos públicos, cualquier proceso que diera al traste con el reconocimiento tendría que pasar por las manos de un juez o un ente de control”, aseguró Giraldo.

Le sugerimos: Constructora del puente Chirajara fue contratista de Inferior con Balsos

El funcionario sostuvo que esta petición de la Alcaldía derivió en algunos malos entendidos con los vecinos y afectados, pero al final terminaron accediendo.

“Ellos nos exigieron hacer un estudio y nosotros les dijimos que no podíamos financiar con la obra un estudio para un privado porque tendríamos un problema con la Contraloría, la Personería, con todas las ‘ías’, hasta la Fiscalía”, dijo.

Por ello, los vecinos contrataron un estudio con el ingeniero Roberto Rochel Awad el cual, según Giraldo, no les permitió respaldar el reconocimiento administrativo de los arreglos de las casas. “Nos encontramos con unos ingenieros dentro de la Alcaldía de Medellín que nos dijeron que el nexo causal entre el daño provocado en las casas con la obra no era tan claro porque algunas de esas tenían 2 sistemas constructivos distintos. Puede que la obra haya detonado muchas cosas, pero muchas tenían el antecedente el cambio en el sistema constructivo”.

No se pierda: Rediseñarán la obra de la vía Linares con El Tesoro

Así, el hecho de que los propietarios de algunas viviendas aledañas las hubieran ampliado, constituía una “preexistencia que impedía cualquier posibilidad de que la Alcaldía de manera directa, sin que mediara un juez, arreglara esas casas”.

El funcionario dijo que si bien hubo molestia de parte de algunos concejales por las dificultades en este tema, ellos tenían su posición clara: “Si estábamos manejando recursos públicos, cualquier reconocmiento que hiciéramos de manera directa debería ser muy claro a tal punto que los entes de control no nos pusieran contra la pared diciendo que de alguna manera estábamos favoreciendo a un privado y termináramos pagando cárcel o reconociendo un daño patrimonial o con nuestro patrimonio”.

Preguntado por una relación causal entre los daños de las viviendas y la obra, Giraldo declinó dar respuesta, pero dijo que para las partes el único medio que queda por el momento es que un juez lo ordene en las demandas que están en curso.

Siga leyendo: Ciudad del Río tendrá una nueva vía

Por Álex Esteban Martínez Henado
alexm@gente.com.co