¿Qué pasó con los vidrios regados en el parque La Merced?

¿Qué pasó con los vidrios regados en el parque La Merced?

¿Qué pasó con los vidrios regados en el parque La Merced?

En redes sociales vecinos acusaron el riesgo de estos objetos y pidieron que con la intervención que se adelanta en el lugar se conserve un espacio para mascotas.

Una desagradable sorpresa se llevó Paulina González el pasado 23 de septiembre, cuando a eso de las 6 de la tarde, mientras paseaba a sus mascotas, encontró vidrios alrededor de un árbol y dispersados en otras áreas del parquecito de la cancha La Merced.

“La persona que le quiere hacer daño a nuestros peludos sigue y ya a cualquier hora tira vidrios sin importar que también en el día van demasiados niños, los cuales corren el mismo peligro”, denunció la vecina de El Dorado en el grupo de Facebook Gente de Envigado.

Unos 20 días antes Steven Gallego también había comentado la misma problemática: “Se han reportado los hechos y aún no vemos las acciones pertinentes para este caso. Esto ya no se trata de sensibilizar a la comunidad, pedimos un accionar inmediato frente a este caso que lleva muchos años”.

Y aunque el parque fue cerrado recientemente por una intervención de infraestructura, la preocupación sigue. Sobre todo porque, como dijo Paulina, les preocupa que ese espacio en el que pasean a sus perros quede abierto y no puedan volver a soltarlos.

El secretario de Seguridad y Convivencia de Envigado, Juan Manuel Botero, dijo que desde ese despacho ejercen un control permanente con los funcionarios de Espacio Público, quienes “hacen patrullajes por todo el barrio atendiendo diferentes situaciones concernientes a la utilización debida del espacio público”.

Lea también: ¿Cómo invirtieron la plata en el parque de los urapanes?

Por otro lado, Julián Guzmán, profesional universitario de la Secretaría de Medio Ambiente, explicó que en el historial la última queja al respecto data de 2017. En ese caso los funcionarios acudieron al lugar, sin embargo, como estas denuncias se hacen con frecuencia anónimas, una vez en el sitio no pudieron verificar la situación.

Cuando recibimos estas denuncias, señaló Guzmán, “verificamos la pertinencia por la información preliminar que entregan y si aparentemente es consecuente, vamos al sitio, verificamos la situación y, si no existe el problema, dejamos constancia de que no hay mérito. Si existe, proseguimos con el proceso administrativo a nivel del municipio o otras instancias superiores”.

No obstante, el funcionario acotó que no se sabe con qué objeto ocurre la problemática, porque unos vidrios en el espacio público pueden tener muchas causas y otras consecuencias. Por eso ambas entidades, tanto Medio Ambiente como Seguridad y Convivencia, deben identificar los comportamientos asociados para tipificar el hecho, pero para ello requieren la denuncia formal de la comunidad y, en lo posible, a nombre propio.

Los vecinos aseguraron que sí han reportado formalmente la situación y de hecho han recibido sensibilizaciones en el sector por parte del programa de los Amigos del Barrio.Para denunciar casos como este, comuníquese con la Inspección Ambiental al 339 40 00, extensión 4326.

Le sugerimos:  Así miden los niveles de ruido en Envigado

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co