Víctimas del Space, inconformes con la reparación

Víctimas del Space, inconformes con la reparación

Víctimas del Space, inconformes con la reparación

Aunque la Superintendencia de Sociedades presentó la entrega del lote del Space como una medida benéfica para los afectados, para ellos no es más que un agravio. Auguran que será un predio abandonado.

La orden de la Superintendencia de Sociedades de pagarles a los 17 propietarios de apartamentos del Space con el lote donde se erigió el siniestrado edificio fue tomada como una afrenta más para quienes desde el 12 de octubre del 2013 le piden a CDO la devolución de lo pagado por sus viviendas.

Carlos Ruiz, uno de los propietarios que perdió su apartamento por las fallas del Space, sostuvo que esta decisión es una evidencia más de la “incapacidad que mostró la Superintendencia de solucionar el tema”.

Dijo que la entidad mediante la cual se ejerce la inspección, vigilancia y control de las sociedades mercantiles y personas jurídicas les cambió un problema por otro, al dejar en manos de los afectados la venta del predio.

“Beneficia a los compradores”
En la mañana del viernes 8 de septiembre, la Superintendencia de Sociedades divulgó la adjudicación y entrega de bienes de la constructora Lérida CDO en liquidación por 7899 millones de pesos.

Según el comunicado revelado por la entidad, “los principales beneficiarios de esta decisión son compradores de apartamentos que firmaron un acuerdo de transacción con el Grupo CDO y el Municipio de Medellín”.

Se reconocieron gastos a la Alcaldía de Medellín por la demolición de las fases 1 a 5 del Space por un monto superior a los 1600 millones de pesos.

Siga leyendo: CDO pasa al banquillo por caso Space

Del mismo modo, la Delegatura para los procedimientos de Insolvencia de la Superintendencia de Sociedades ordenó el pago de subsidios de habitabilidad a los afectados, y su correspondiente indexación, por una suma superior a los 670 millones de pesos.

“Tras el colapso del edificio Space en el sector de El Poblado en Medellín, la compañía llegó a acuerdos de reparación directa con más del 90 % de los propietarios. Luego se inició la liquidación y allí, con el acompañamiento de la Procuraduría General de la Nación, la sociedad cerró un acuerdo de transacción con un pequeño grupo de propietarios a quienes hoy se les adjudican bienes de la compañía”, explicó el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar.

Finalmente se fijó un plazo de 20 días para que las familias y demás dueños de los bienes “decidan si quieren integrar un patrimonio autónomo o prefieren la entrega de los bienes de común y proindiviso”.

Aunque esa notifica fue presentada como todo un logro por parte de la entidad en favor de los compradores de apartamentos en el Space, los afectados consideran una burla esta decisión.

De una parte, Carlos Ruiz recordó que desde hace 3 años la Supersociedades ordenó la liquidación de la empresa, cuyo principal activo era el lote donde se construyó el Space y que “no fueron capaces de vender”.

Recordó que hace un par de años se hizo un avalúo del lote, que lo tasó en 10.000 millones de pesos, pero que ante la imposibilidad de colocarlo en el mercado, se lo otorgaron a los afectados. “Básicamente nos están embutiendo ese lote como si nosotros fuéramos constructores o pudiéramos hacer algo con él”, dijo.

“Yo compré un apartamento que valía una plata y me están entregando un lote que no tiene ningún comercio”, aseveró.
Para Laura Moreno, representante de un grupo de afectados de Asensi —otra de las edificaciones construidas por CDO—, la actitud del superintendente delegado para procedimientos de insolvencia, Nicolás Polanía, fue insultante con los afectados durante todo el proceso de liquidación. Agregó que durante la audiencia de adjudicación, el funcionario tuvo un comportamiento desobligante con las víctimas de la constructora, en unos casos porque no contaban con abogado durante el proceso y en otros porque desestimó los cuestionamientos que se le hicieron por parte de las víctimas.

Agregó que esta actitud de la Superintendencia choca de frente con los intereses de los afectados y más cuando se les dio un plazo tan limitado para definir qué se hará con ese predio.

Lea también: Polémica por curadores del Space sigue abierta

Ruiz aseguró que el mercado presionará a la baja el precio de ese predio y dijo: “Marque mis palabras: van a pasar 5 o 6 años y ese lote no se va a vender. Va a ser uno de esos lotes abandonados de toda la vida; esa va a ser la historia del lote”. “Esa es otra bofetada que recibimos porque ese lote solo nos genera gastos”, concluyó.

Por Álex Esteban Martínez
alexm@gente.com.co