Vías de Laureles, propicias para los fleteros

Vías de Laureles, propicias para los fleteros

Vías de Laureles, propicias para los fleteros

Alto flujo de personas y potenciales vías de escape harían que en las troncales de Laureles (Medellín) ocurra este tipo de delito.


El caso fue ampliamente conocido y difundido: 2 hombres que se movilizaban en motocicletas intimidaron al conductor de un vehículo Mercedes Benz GLC, con la presunta intención de hurtar sus pertenencias. El conductor, que pertenecía a un club de tiro y había ganado competencias en dicha modalidad deportiva, disparó, dando muerte a los motociclistas.

El caso no solo volvió a poner sobre la mesa el debate relacionado con las oportunidades en que los ciudadanos terminan por hacer justicia por mano propia, sino que además llamó la atención sobre la frecuencia con que ocurren este tipo de delitos que, según aclara la Secretaría de Seguridad de Medellín, están tipificados como hurtos a personas, puesto que, aunque popularmente se les denomina como “fleteos”, dicho término debe usarse solo para los casos en que el hurto ocurre luego de una transacción bancaria.

Y es que según informa el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (Sisc), durante el transcurso del 2018 han ocurrido en nuestra comuna 393 casos de hurto a personas bajo la modalidad de atraco, una cantidad importante, si se tiene en cuenta que durante el mismo período del 2017 se registraron 280 atracos, un 40 % menos.

Lea también: ¿Qué hacer en caso de ser víctima de fleteros?

Barrios como Laureles y Naranjal, así como la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, lideran el ranquin de zonas con mayor incidencia de este tipo de delito.

Sobre esta dinámica, el comandante de la Estación de Policía Laureles, coronel Henry Bello, reconoce el incremento de esta conducta delictiva y explica que “la comuna 11 tiene facilidades de acceso y condiciones particulares de movilidad, no solo por la avenida 33, sino también por la avenida San Juan, la avenida Nutibara, la carrera 65, la autopista Sur, entonces en algunas oportunidades los delincuentes logran su cometido, porque son vías ágiles que les permiten trazar más fácilmente su ruta de escape”.

El comandante añadió que en muchos casos el delito ocurre en estas troncales, pero ni la víctima ni el victimario son personas residentes de barrios cercanos, sino transeúntes que van desplazándose por la ciudad.

Le sugerimos: Reincidencias, amenaza para la seguridad

El coronel Bello también comentó que “no es cierto que Laureles Estadio sea una comuna más sola y por ello más propicia para la criminalidad, por lo contrario, es una comuna con un una población flotante muy importante. Sobre la carrera 70, por ejemplo, hay un fuerte componente comercial, es una zona hotelera, hay estaciones de servicio y otros establecimientos abiertos al público, que en muchos casos funcionan las 24 horas”.

Indicó que desde la Policía Metropolitana se ha “implementado una priorización y una focalización, que permita intervenir en los lugares más críticos, a través del modelo de vigilancia por cuadrantes” y que “cada semana se realizan operativos, en los que instalan puestos de control en los que hacemos la tarea de prevención para contrarrestar estos fenómenos delictivos. En los puestos también se hace registro a personas, verificando la identificación de conductores de motocicletas y vehículos, así como de usuarios de bicicleta, pues hemos identificado algunas personas que utilizan este medio de transporte para cometer hurtos”.

Al referirse sobre las oportunidades en que, como en el caso de la avenida 33, los ciudadanos han tomado justicia por mano propia, el comandante de la Estación Laureles acotó que “es una acción que bajo ninguna circunstancia se puede justificar. Es claro que no es permitido que un ciudadano agreda otra persona bajo el pretexto de defenderse de alguna conducta que revista las características de delito, porque el mismo ciudadano estaría incurriendo en una conducta delictiva. Así está tipificado en el Código Penal colombiano, en la Ley 599 de 2000. El ciudadano estaría incurriendo, bien sea en lesiones personales, en tentativa de homicidio y hasta en homicidio”.

Finalmente el coronel Bello destacó que se ha reducido sustancialmente el subregistro: “Trabajar con cifras reales es lo que nos ha permitido hacer frente al delito. Hoy afortunadamente tenemos diferentes puntos para la recepción de noticias criminales. El año pasado se puso en marcha la plataforma adenunciar.policia.gov.co que es accesible a todos los ciudadanos”.

Siga leyendo: Aumenta el robo de carros y motos en Laureles

Por Sergio Andrés Correa
sergioco@gente.com.co