Vecinos de El Poblado, rumbo al Mundial… de Médicos

Vecinos de El Poblado, rumbo al Mundial... de Médicos

Vecinos de El Poblado, rumbo al Mundial… de Médicos

En República Checa se jugará el Mundial de Fútbol de Médicos 2018 y dos de nuestros vecinos estarán en él.

Para César Andrés Torres el fútbol competitivo era una ilusión de la infancia, que pareció alejarse en la medida en que avanzaba su carrera de médico. Fue así hasta hace 4 años, cuando volvió a las canchas invitado a conformar la Selección Colombiana de Fútbol de Médicos (Selcolmed). Esa oportunidad le cambió la vida.

Cuenta el vecino que el equipo surgió en 2014, cuando Ramiro Echeverry estaba haciendo su especialización en Estados Unidos y fue convocado para representar a ese país en el Mundial de Fútbol de Médicos. Echeverry aceptó y al mismo tiempo pensó la idea de conformar una selección de médicos colombianos.

De inmediato contó con el apoyo de su colega Juan Camilo Velásquez y ambos se dieron a la tarea de empezar a buscar jugadores en Colombia. Inicialmente se juntaron 6 amigos en una pizzería de El Poblado y a la primera convocatoria, hecha en Miami, llegaron 14 jugadores.

Lea también: Columbus lo dio todo en la Copa Nosotras

Luego se hizo una segunda concentración en Medellín, donde se completaron 25 doctores de diferentes ciudades que conformaron el equipo para participar del mundial de 2015, en Long Beach, California. Dice César que al principio veían partidos del torneo en internet y creían que iba a ser muy fácil, pero se encontraron con rivales de alto nivel físico y técnico.

Allí ocuparon el puesto 12 y al año siguiente, en el mundial de Barcelona, quedaron de quintos en la categoría abierta (de 25 años en adelante) y comenzaron a participar con la sénior (mayores de 45), que quedó de séptima. En 2017 fueron a Austria, donde ambas categorías salieron en cuartos de final. La abierta, llegó invicta, y fue eliminada por penales contra Suecia, y la sénior perdió contra Rusia.

El torneo anual dura 10 días y participan 24 naciones. En ese tiempo se desarrolla también un congreso académico relacionado con deporte y traumatología, entre otros temas. Este año, del 30 de junio al 8 de julio, Selcolmed competirá en Praga y el objetivo es quedar entre los cuatro mejores o lograr el campeonato, como lo hizo en la primera Copa América, que se jugó recientemente en Cancún. Para César, la fortaleza es que esta vez hay un equipo conformado que es como una familia, conoce el torneo y tiene un modelo de juego definido.

Le sugerimos: Siete parques de El Poblado serán intervenidos

Torres asegura que la vida le cambió desde que entró a la selección, tanto en el ámbito personal como en el deportivo, porque ya se programa 3 veces a la semana para entrenar y compite para entrar en la lista. “Hay una cantidad de incentivos que son intangibles, como representar al país. Independientemente de que no nos pagan por esto, es algo que hacemos con amor, cariño y una fiebre de fútbol impresionante, porque esto es una enfermedad incurable”, dice el especialista en medicina deportiva.

La Selcolmed la conforman desde médicos generales hasta ortopedistas, ginecólogos, radiólogos, neurólogos y cirujanos —son cerca de 90 jugadores—, entre los cuales está Ramiro Álvarez, también vecino de El Poblado.

Él se integró a la categoría sénior para el mundial de Austria y comenta que esta le pareció una forma maravillosa de hacer lo que más le gusta: jugar fútbol con amigos. Además, le ayuda a entrenar de forma seria y con un objetivo específico, “eso ayuda a no desfallecer”.

Vea también: Así es la ruta caminera de El Poblado

A Ramiro siempre le ha gustado el fútbol, cuenta que cuando era pequeño y salía a vacaciones, solía jugar desde la mañana “hasta que lo entraba la mamá regañando”. También se dedicó al fútbol en los años de universidad, cuando conoció a varios de los que hoy son sus compañeros de equipo.

A los mundiales viaja con su esposa y sus 2 hijas que, por fortuna, también son futboleras. Para este cirujano cada viaje está lleno de emoción: cuando se escucha el himno en los partidos, en los momentos de turismo, las veces que ganan y también las que pierden. “Esto se lo inventó un grupo de médicos que consiguió el caldo de cultivo ideal en los colegas que somos futboleros y gomosos“, agrega Álvarez.

Los rivales que César y Ramiro identifican como complejos son los equipos de Europa Oriental, pero esperan puntear en Praga con el juego latino y proponer a Colombia como sede para el 2020.

Siga leyendo: “Soñamos con que Manila sea un referente cultural”

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co