Vecino se queja del caos vial en La Salle de Envigado

Vecino se queja del caos vial en La Salle de Envigado

Vecino se queja del caos vial en La Salle de Envigado

Nuestro vecino Carlos Alberto Giraldo nos escribió: “En algún momento casi todos hemos tenido niños en edad escolar. O hay quienes los tienen ahora o los tendrán. La seguridad para ellos al llevarlos o recogerlos en los campus educativos es esencial. Pero la preocupación de los padres por acercar lo más que puedan sus niños al colegio se debe corresponder con los derechos de otros ciudadanos.


El acceso al Colegio La Salle y sus alrededores, en Envigado, se ha convertido en un factor permanente de traumatismo para el tráfico vehicular. Los vecinos en su entorno debemos sufrir, y tener paciencia —convivir—, con el interés de los acudientes y transportadores de los niños para llevarlos a clase y luego a casa.

A diario, entre las 6:30 y las 7:00 a. m. y entre las 2:00 y las 2:30 p. m., se convierte en una odisea desesperante circular por el anillo del campus de La Salle. Vehículos parqueados a lado y lado de una vía de apenas dos carriles, uno para cada sentido.

Pero el abuso de acudientes y transportadores es creciente: no solo se estacionan mal sino que algunos se bajan a buscar a sus muchachos y dejan sus automotores sin conductor. Entonces, con un solo carril para la circulación en todos los sentidos, el cruce a la entrada del colegio colapsa. Queda la sensación inequívoca de que estas personas menosprecian los derechos de los demás ciudadanos: a entrar o salir con alguna fluidez de sus casas y edificios, a ir a sus trabajos y a compromisos de todo tipo.

Lea también: FOTOS: Los murales que embellecen a Envigado

Esta semana, para documentar el asunto, debí tomar fotos de dos vehículos dejados por sus conductores no solo mal parqueados sino sin posibilidad de ser movidos para dar paso a la inmensa cola que se formó por tal arbitrariedad.

Luego una de las conductoras de los automóviles de marras se acercó a dar explicaciones inverosímiles. Lo hizo en buenos términos porque, al fin, ella sabía que tenía una culpa monumental en el trancón que ocasionó. Como sé que no ha sido la única persona de semejante descaro, prefiero no convertirme en verdugo implacable para buscar un “comparendo” contra ella. Sería injusto que terminase pagando por tantos “pecadores” —infractores— juntos allí.

El sentido de esta denuncia es que los padres y transportadores tengan consideración con los derechos de los vecinos del colegio y busquen poner orden y fin a este caos vial que dura lo que dura la temporada escolar; es decir, casi todo el año.

Le sugerimos: Dos años de obras y nada del metroplús en Envigado

Directivas del Colegio La Salle, Secretaría de Movilidad de Envigado y acudientes deben trabajar en un plan, en una estrategia de descargue y recogida de los niños, para que sus necesidades no vulneren las de los habitantes del sector. Es de esperar que en un tono conciliador, sin buscar daños a nadie, sino beneficios comunes de convivencia, el problema se resuelva para evitar, incluso, altercados entre los conductores atrapados cada día en los trancones de La Salle”.


Recuerde que usted también nos puede enviar sus denuncias y opiniones de Envigado a luisaan@gente.com.co, llamarnos al 335 94 37 o escribirnos a nuestra cuenta de twitter @GenteEnvigado.


Foto: Ricardo Monsalve.