Un viaje en el primer bus eléctrico de Medellín

Presentan el primer bus eléctrico de metroplús

Un viaje en el primer bus eléctrico de Medellín

El vehículo eléctrico importado de China cumple más de un mes circulando por Medellín. Los usuarios hacen su balance.


Desde el pasado 3 de abril el primer bus 100 % eléctrico de metroplús arrancó por la línea 1. Todavía no todos los usuarios lo distinguen, o al menos así nos lo dijeron algunos con los que conversamos en el trayecto Universidad de Medellín-Industriales, pero el cambio se nota.

El articulado de la marca china BYD costó 630.000 dólares y tiene una capacidad para 160 pasajeros —igual que los que se mueven con gas—, 33 de ellos sentados. Una de las diferencias con los buses tradicionales es que su operación es más silenciosa y, por supuesto, que deja de emitir 60 toneladas de CO2 al año. Esa es la principal razón por la que José Andrés Guerra, el conductor durante nuestro recorrido, expresó que manejarlo “es fantástico”.

Su velocidad máxima es de 60 kilómetros por hora y el grado máximo escalable es de 17 %, lo que quiere decir que es apto para subir las pendientes de la ruta que alcanzan el 16 % de inclinación. Además tiene un sistema que permite generar energía para la batería a partir del frenado.

Contexto de la noticia: Así es el primer bus eléctrico de metroplús

El peso total del articulado, financiado con dineros del Metro y EPM, es de 20 toneladas y tiene dispuestas en el techo unas rejillas para aislar el calor. También cuenta con autonomía de 280 kilómetros con carga completa de las baterías (se hace en la noche y tarda entre 3,5 y 4 horas).

Cabe recordar que, como le dijo a Gente el jefe de buses del Metro, Diego Giraldo, los primeros vehículos de metroplús agotarán su vida útil en 8 años, al llegar al millón de kilómetros recorridos. Por lo que la flota, que actualmente es de 30 articulados y 47 padrones, pasará a renovarse con buses eléctricos.

Esto también en cumplimiento del acuerdo 093 de 2017, aprobado el 10 de noviembre en el Concejo de Medellín, que busca que el Municipio promueva políticas públicas e incentive la compra y reposición de buses eléctricos para el sistema.

Le sugerimos: Vecinos se quejan del ruido del metroplús

Andrés Emiro Díez, doctor en Ingeniería y docente de la UPB, destacó que este plan piloto está demostrando que incluso con la circunstancia desfavorable de tener una batería con 5 toneladas de peso, estos buses son capaces de tener el mismo rendimiento que los que funcionan con gas.

“Imagínese el mismo bus, sin ese peso de batería y que tenga el apoyo de unas catenarias bien instaladas. Eso mejora el impacto sobre pavimento, el gasto de llantas, las características de aceleración en pendiente y mucho más el consumo de energía”, apuntó el investigador.

Díez enfatizó que los sistemas de baterías implican la adquisición de un cargador por cada bus y un aumento en la capacidad de la red eléctrica. “Además habría que cambiarlas al cabo de 10 años, en cambio podría pasar como en el metro, que la misma infraestructura (catenarias y transformadores) con la que empezó moviendo 34 trenes ahora sirve para alimentar 80”.

Vea también: 2019, la nueva fecha para metroplús por El Poblado

El doctor en Ingeniería asegura que se trata de un asunto de sostenibilidad, por eso sugiere que una parte del dinero que se destinaría a la compra de buses se invierta en la adecuación de las catenarias. Así se combinaría esta tecnología con buses de baterías más pequeñas.

El Metro no descarta esa posibilidad y aún se encuentra levantando datos sobre este primer articulado. Lo que sí es claro es que ya hay recursos consignados en una fiducia para la importación de un padrón eléctrico con capacidad para 80 pasajeros. Mientras eso pasa, los usuarios opinan.

Por Redacción Gente
gente@gente.com.co