Uber: La nueva guerra del centavo

Uber: La nueva guerra del centavo

Uber: La nueva guerra del centavo

Los conductores de plataformas como Uber y Cabify cuentan que son víctimas de ataques por parte de taxistas y piden protección de las autoridades.


Una simcard nueva y un correo electrónico ficticio son todo lo que necesitan algunos taxistas para tenderles trampas a los conductores de plataformas digitales como Uber o Cabify. Así lo cuenta Julián (lo llamaremos Julián), quien estuvo a punto de ser víctima de un grupo de taxistas en inmediaciones de un centro comercial de Sabaneta.

Según recuerda este joven, quien conduce para Uber desde hace un año y medio, a su celular llegó un servicio tomado por una tal Ximena. Explica que cuando un usuario es nuevo en la plataforma, la aplicación le asigna inmediatamente una calificación de 5 estrellas. Esto encendió sus alarmas. “Yo la llamé y me contestó una voz de hombre. Me dijo que la novia le había pedido el servicio y me pareció raro. Le pregunté que si podía recogerlo en otro lugar, ya que él había configurado el punto de recogida justo sobre la Regional, frente a un acopio de taxis”, cuenta Julián.

Lea también: Fotomultas de Las Palmas no sancionan por ir a más de 30 km/h

Ximena o, mejor, su novio, aceptó de mala manera. Cuando llegó Julián, alcanzó a ver un grupo de 3 taxis en el sitio de recogida y supo que se trataba de una emboscada. Tal como la que sufrió uno de sus compañeros en Bello en la madrugada del 17 de junio, cuando 2 hombres abordaron un vehículo de Uber que habían solicitado en Niquía, intimidaron al conductor y le prendieron fuego al carro.

O como la que le tendieron a un conductor en Itagüí que en su primer día con la plataforma recogió a 2 hombres en la Secretaría de Movilidad de ese municipio con destino a San Antonio de Prado. Ellos lo obligaron a desviarse a una zona despoblada y luego lo agredieron. Incluso recuerda el de un conductor que fue atacado mientras prestaba un servicio en el corregimiento de Santa Elena.


Diego, otro conductor de Uber, y que prefiere no decir su apellido por temor a posibles ataques de los taxistas, asegura que en los últimos meses se han tensionado aún más las relaciones con los conductores de taxis. Dice que en el grupo de WhatsApp por el que se comunican más de 170 conductores de la aplicación en la ciudad se reportan todos los días incidentes de diversa gravedad que no llegan a los medios.

La medida habitual de que el pasajero vaya en el asiento delantero de los carros que sirven a esta plataforma ya no es suficiente para evitar sospechas por parte de los taxistas. Por lo menos así lo afirma Ernesto, quien lleva con el servicio cerca de 2 años.

“Yo tenía un taxi y lo vendí, uno sabe que el trabajo de ellos es complicado, pero eso no justifica que nos quieran acabar a las patadas”, dice este hombre de 40 años, que tomó el carro de su esposa para prestar el servicio.

Tenga cuidado: Nuevo caso de fleteo en El Poblado quedó registrado en video

Ernesto, Diego y Julián aceptan que han modificado los horarios en los que salen a trabajar por temor a enfrentarse con taxistas que terminen por agredirlos. Indican que hay algunos que prefieren servir en El Poblado, Envigado y Sabaneta, y que cuando visitan barrios populares desactivan la aplicación para no ser víctimas de una emboscada.

La Secretaría de Movilidad de Medellín ha incrementado los operativos y sanciones en contra de quienes prestan de manera irregular el servicio de transporte público. De acuerdo con sus datos, entre el 1 de enero y el 23 de julio han realizado 255 operativos en contra de quienes prestan el servicio de transporte público individual sin permiso, ya sea como chiveros o mediante aplicaciones.

Esto representa un 57,4 % más que en el mismo periodo año pasado, cuando se registraron 1361 comparendos por esta infracción. Con el fin de enfrentar esta modalidad de transporte, el Concejo de Medellín, la Secretaría de Movilidad y las agremiaciones de taxistas se reúnen para buscar soluciones. Entre ellas, se pretende establecer controles a la publicidad exterior con la que se promocionan estas plataformas que son ilegales en el país.

Opina:

Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co