Polémica por casa en El Poblado que tumbaron para construir canchas de fútbol

Polémica por casa en El Poblado que tumbaron para construir canchas de fútbol

Polémica por casa en El Poblado que tumbaron para construir canchas de fútbol

Habitantes de El Diamante N.° 2 (Medellín) rechazan 2 canchas privadas construidas a pasos de sus viviendas. Denuncian anomalías en la entrega de la licencia.

Así se veía el lote antes de la intervención.

Una casa, ubicada a pocos metros de la avenida El Poblado y que durante años fue sede del Vivero Sol Rojo, desapareció para darle lugar a un par de canchas sintéticas de fútbol.

Este cambio en el lote de 1880 metros cuadrados, previsible para un sector para el que el Plan de Ordenamiento Territorial prevé una alta mixtura, no fue bien recibido por los vecinos. En especial porque se dio, según ellos, sin el cumplimiento de todos los requisitos de ley.

Liliana María Uribe Toro, representante legal de Coadministramos P.H., firma que administra un edificio contiguo a la construcción, cuenta cómo se han desarrollado los hechos.

“Vendieron el vivero y la casa que estaba ahí la demolieron. Eso fue en el mes de mayo de este año. Entonces nosotros quedamos aterrados porque no había ningún aviso de la curaduría como ordena la ley para darnos cuenta de algo, ¿será que es que de pronto van a hacer un proyecto urbanístico u otro edificio residencial?”, refirió.

Le sugerimos: 36 árboles serían talados en 4 proyectos en El Poblado

“A finales de mayo o a principios de junio, nos llegó un oficio y comunicado a la portería de la Curaduría Tercera, diciendo que una señora había solicitado ante la curaduría la licencia de demolición o construcción para inicio de obra nueva con la ejecución de 2 locales comerciales”, dice Uribe.

A juicio de los residentes y la administración de la edificación vecina, la comunicación no era “alarmante”: “Creímos que eran 2 localcitos comerciales, que no generaban para nosotros una alerta de que iba a violentar la tranquilidad”.

El problema fue porque “en ningún momento dijeron que era un espacio para una cancha deportiva tipo estadio, ¡jamás! Decía área de esparcimiento, que uno se imagina que es un jardín o un minimall que valoriza la copropiedad”.

Una cadena de anomalías
José Fernando Álvarez es uno de los vecinos que ha conocido del proceso. Según cuenta, la demolición de la vivienda fue reportada a las autoridades el 12 de abril de este año y solo hasta el 15 de ese mismo mes “radicaron ante la Curaduría Tercera (la solicitud de) licencia de demolición y obra nueva”.

No se pierda: Los ladrones tienen azotadas en las mañanas a Santa María de Los Ángeles

Pese a no contar con dicho documento, denuncia Álvarez, “la obra la siguieron haciendo”. El 9 de mayo le llegó a la administración del edificio vecino la comunicación de la curaduría de la que habla Uribe. “Nos llegó la nota de la demolición cuando la casa llevaba demolida un mes”.

El 18 de junio la administración envió un derecho de petición a la curaduría. En él argumentaba que la llegada de informando que en el predio ya se adelantaban labores de construcción.

Este hecho pudo ser corroborado directamente por la inspectora 14B (e), Adriana María Gómez Tamayo, quien dijo el 10 de julio que “al momento de la visita no acreditaron licencia de construcción, motivo por el cual se procedió inicialmente a suspender la obra“.

La funcionaria solicitó a la Secretaría de Gestión y Control Territorial “un informe técnico por presunta infracción urbanística”, para “adelantar trámite por presunta infracción a la Ley 1801 de 2016”. Pese a que la inspección pudo corroborar inicialmente que se demolió y construyó sin licencia, el 12 de julio la Curaduría Tercera dio vía libre a la obra.

Lea además: Que la piscina de su unidad no se convierta en un peligro

En respuesta, los vecinos interpusieron el 23 de julio una solicitud de tercero interviniente para objetar, pero dicha solicitud fue rechazada el 8 de agosto por vencimiento de la oportunidad procesal.

Consultamos con la Secretaría de Control y Gestión Territorial por qué continuó la obra, pese a que no contaba con la licencia exigida por la ley. Ese despacho nos remitió a la Secretaría de Seguridad, que dirige las inspecciones de Policía, pero al momento de escribir esta nota no se había pronunciado sobre este proceso.

Por su parte, Julián Lema, responsable del proyecto, dijo que hubo un problema en los tiempos, pero que antes de dar inicio a la demolición ya contaba con el radicado de la solicitud de licencia.

Asimismo expresó que si bien los vecinos estaban preocupados por el ruido, hizo una medición que le permitió establecer que la avenida El Poblado genera más ruido que las canchas y concluyó señalando que cuenta con todos los documentos exigidos por ley, incluyendo la misma licencia de demolición y construcción.

Siga leyendo: 4 de las 5 obras que se construyen por valorización en El Poblado están retrasadas

Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co