Reparación de talud en El Poblado lleva 3 años de espera

Reparación de un talud en El Poblado lleva 3 años de espera

Reparación de talud en El Poblado lleva 3 años de espera

Una copropiedad de El Poblado lleva 11 años pagando por el mantenimiento de una zona verde que le pertenece al Municipio de Medellín y donde se presentó un deslizamiento.

Los habitantes de Santa María del Bosque están cansados de tener que sacar de su bolsillo para el mantenimiento de un talud que desde hace 3 años presenta problemas. Así lo afirma la administradora de esta unidad, María Birmania Castro, quien sostiene que hace unos 3 años se presentó un primer derrumbe en la carrera 27 con calle 7B, en El Poblado.

Según cuenta ella, en ese momento lo reportaron a las autoridades, pero no tuvieron respuesta afirmativa. “Entonces dijimos que no vamos a dejar así, digámosle al jardinero que nos ayude con ese talud y le ponga un sarán y le ponga unas matas que amarren”, indicó. Este inconveniente no tuvo mayores desarrollos hasta la pasada temporada de lluvias que azotó el país.

Abril y mayo, lluvias mil
De acuerdo con el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, la primera temporada de lluvias dejó en el país 18 personas fallecidas y cerca de 4000 familias damnificadas. Entre los departamentos que sintieron con mayor fuerza la temporada se encuentran Chocó, Cauca, Cundinamarca, Nariño, Santander, Tolima, Valle del Cauca y Antioquia.

En el Valle de Aburrá las lluvias también generaron problemas en la frontera entre los municipios de Bello y Medellín, el sector de Guayabal y, como muchos recuerdan, El Poblado. Los aguaceros habrían provocado que este talud cediera, y hasta la fecha no hay una respuesta clara para los habitantes de este sector, según Castro.

Lea también: Esto es lo que quieren los vecinos para el Mónaco

Las llamadas y las respuestas
María Birmania Castro afirmó que luego del deslizamiento que se presentó en este punto, se puso en contacto con el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres (Dagrd) de la Alcaldía de Medellín, así como con vecinos y distintos actores y no ha obtenido una solución que satisfaga a los propietarios.

“Nosotros veíamos que eso se estaba viniendo y desde eso empecé a llamar. Nosotros tenemos un grupo en WhatsApp entre unidades residenciales y por medio de este interpusimos una solicitud ante la Alcaldía y no ha sido posible la respuesta”, dijo.

De acuerdo con Castro, la situación está agravada porque el lote donde se presentó el deslizamiento pertenece al Municipio de Medellín. “Alguna vez hicimos la solicitud de que nos permitieran correr el cerramiento para que nosotros le hiciéramos el mantenimiento, porque de hecho lo hacemos (…), y no nos lo permitieron”, sostuvo María Birmania.

Conforme a lo expresado por la administradora, cada 2 meses los vecinos tienen que pagar un mantenimiento que contempla la siembra de plantas para “amarrar ese terreno”. Dicho mantenimiento, que asciende a los 400.000 pesos bimensuales, lo vienen haciendo desde hace 11 años, cuando se conformó la unidad residencial. “Hemos atendido ese mantenimiento, pero cuando pedimos que nos dejaran correr el cerramiento, nos dijeron que este pertenecía al Municipio”, aseguró la administradora. “O sea, el lote es del Municipio para unas cosas, pero lo tiene que mantener el edificio porque, si no, se volvería un monte”, agregó.

Le sugerimos: Tala en Las Palmas iría a acción popular

A pesar de la constancia de los copropietarios con este, se presentó el deslizamiento. Es más, las condiciones en las que se encuentra el talud en estos momentos harían necesaria una intervención mayor. “El edificio se cansó, más por este derrumbe y porque llevamos 2 meses pidiéndole a todos estos entes que nos ayuden y nadie nos ayuda”, dice Castro.

Para los copropietarios, este deslizamiento es de considerables proporciones. Se pusieron a recoger la tierra en los bultos y optaron por dejarlos sobre la vía pública “porque no creemos que tengamos que recogerla“.

Según las cuentas de la copropiedad, de este punto se recogieron cerca de 600 bultos y falta más tierra por recoger porque se encuentra en la calle y el andén.

Pese a que la intervención de los vecinos está terminada, el talud representa una amenaza para la comunidad que transita por esta vía. Según Castro, ya están expuestas las raíces de un árbol, por lo que teme que con una nueva temporada de lluvias, este árbol se desplome e impacte algún carro que circula por la carrera 27.“De verdad, ya llegamos a un límite”, concluye Castro.

Siga leyendo: Las mariposas de Los Parra tienen un nuevo hogar

En respuesta a una solicitud hecha por José Fernando Álvarez, de la Mesa Ambiental de El Poblado, Gabriel Jaime Cardona Londoño, líder de proyecto de la Secretaría de Infraestructura Física, indicó que funcionarios adscritos a este despacho visitaron el punto en cuestión. Allí pudieron “observar un talud que presenta desprendimiento de tierra sobre el andén y la zona verde”, dice la comunicación.

A renglón seguido, el documento con fecha del 14 de junio de este año afirma que la solicitud “se traslada a la Unidad de Intervenciones Directas, para que incluya en el programa dicha ejecución”. Mientras tanto, los propietarios siguen a la espera de que se resuelva, de una buena vez, esta petición.

Así se veía la zona antes del deslizamiento (2015).

Por Álex Esteban Martínez
alexm@gente.com.co