Así suenan los pájaros de El Poblado

Así suenan los pájaros de El Poblado

Así suenan los pájaros de El Poblado

De la mano de la Sociedad Antioqueña de Ornitología, identificamos algunos de los pájaros que visitan los patios, antejardines y parques de la comuna de El Poblado, Medellín. Conózcalos y escúchelos.

Ni siquiera el ensordecedor ruido de la ciudad ha logrado callar el canto de nuestras aves, ¿pero sería usted capaz de distinguirlas por su trinar? Es más, ¿las conoce?

Pues bien, nos dimos a la tarea de buscar algunos de los pájaros que habitan en nuestro barrio y, con la ayuda de la Guía sonora de las aves del refugio de vida silvestre Alto de San Miguel publicado por la Secretaría de Medio Ambiente y la Sociedad Antioqueña de Ornitología (SAO) se los mostramos.

Lea también: ¿Es posible hablar con los animales?

¿Por qué cantan las aves?
Aunque para muchos parezca un simple canto, las aves silvestres se comunican mediante un amplio espectro de mecanismos, uno de los más importantes es el sonido, según explica Ana María Castaño Rivas, presidente de la SAO.

“Las aves pueden emitir sonidos mecánicos, por ejemplo al golpear una superficie o, como ocurre con los saltarines de la familia Pipridae, emiten sonidos gracias a movimientos increíblemente veloces de sus alas que se entrelazan generando un chasquido”, explica.

Estos sonidos, también conocidos como no vocales, son producidos por el golpe de las alas entre sí o contra el cuerpo, golpeando la mandíbula o un objeto con el pico.

Pero hay otros aún más interesantes y complejos, que fueron los estudiados por la Guía sonora: las vocalizaciones. Estas son emitidas por la siringe, un órgano fonador que se encuentra en la base de la tráquea.

Esas vocalizaciones que emiten algunas aves, se dividen en 2 categorías: llamados y cantos. “Los primeros por lo general son simples y cortos de un sólo tono y están asociados a alertas”, añade Castaño Rivas.

Le sugerimos: Atropellamientos amenazan la fauna silvestre

Estos son más simples sin elaboración musical y tienen el propósito de comunicarse entre los individuos de una especie “y sirven para manifestar actitudes de desagrado, rechazo, temor, advertencia, contacto o ubicación entre individuos e indicaciones relacionadas con la búsqueda de alimento”, según la Guía.

“El canto propiamente consiste en un arreglo supremamente complejo de notas y velocidades que son únicos para cada especie”.

Por ejemplo los cucaracheros de la familia Troglodytidae (y en la comuna 14 contamos con el cucarachero común o Troglodytes aedon) “han desarrollado cantos tan complejos y variables que pueden compararse y superar las grandes obras de música clásica“.

¿Y para qué les sirve? Básicamente, para lo mismo que nos sirve en términos generales el lenguaje: “Los cantos les sirven a las aves para comunicarse entre sí, para marcar territorios, identificar a las crías, generar alertas, para atraer a sus parejas”, añade Castaño Rivas.

Conózcalos
Es probable que usted los haya visto y no sepa su nombre. Mielero, garrapatero, barranquero, mayo, copetón, currucutú pueden ser nombres que alguna vez le oyó a sus padres y abuelos, pero no sabe distinguirlos por su apariencia y menos por su canto.


¿Por qué hay tanta fauna silvestre en El Poblado?
Análisis del biólogo y experto en conservación animal, Juan David Sánchez.

Medellín sigue siendo una ciudad muy diversa ya que contiene muchas especies de fauna y flora silvestre, además de flora introducida. Se estima que en la ciudad hay cerca de 200 especies de aves y, si se tiene en cuenta todo el Valle de Aburrá, la lista puede llegar a las 300 o 320 especies.

En cuanto a mamíferos silvestres —gracias a una investigación que publicamos en un libro formato aplicación llamado Libro de los mamíferos silvestres del Valle de Aburrá—, encontramos una lista de 100 mamíferos que habitan en nuestro territorio, incluyendo las laderas y los bosques que allí se encuentran.

En el contexto urbano, pueden existir 30 a 35 especies de mamíferos, como ardillas, comadrejas, zarigüellas, zorros, así como unos puntos donde se encuentran titís, como el campus de la Universidad de Antioquia o Robledo, además de unas 20 a 25 especies de murciélagos, entre insectívoros y frugívoros.

El Poblado, por su ubicación geográfica, está muy cercano a una de las laderas, las cuales tienen cierta cobertura boscosa nativa o plantada, como bosques de pinos y eucaliptos, que albergan un buen número de especies de fauna. Por esto, es constante ver tucanes esmeraldas, guacharacas, loras, guacamayas, varias especies de colibríes incluso especies migratorias que están llegando del norte y que están usando esas zonas verdes en las laderas como parte de su hábitat.


Por Álex Esteban Martínez
alexm@gente.com.co