Conozca el sistema de cámaras que vigila Belén

Conozca el sistema de cámaras que vigila Belén

Conozca el sistema de cámaras que vigila Belén

Visitamos la sala de monitoreo de la estación de Policía de Belén (Medellín), donde hace 2 años se observan las cámaras de nuestra comuna.

A comienzos de este año un caso de secuestro simple quedó registrado en las cámaras de video vigilancia de Belén. La alerta la dieron los vecinos, después de ver que cerca de una iglesia habían montado a 2 personas en un vehículo en contra de su voluntad.

Desde la sala descentralizada de monitoreo, que se encuentra en la estación de Policía, los uniformados ubicaron el vehículo. Vieron cómo se movilizaba por la calle 30 y advirtieron que en un momento una de las personas quebró una de las ventanas para pedir ayuda. A la altura de la 66 las patrullas los interceptaron e hicieron las respectivas capturas.

Con este ejemplo el subintendente Elmar Hernández explica la forma en que se operan las 116 cámaras que se visualizan desde este cuarto. Entre 6 y 8 policías vigilan las 24 horas (en 3 turnos) el registro de los dispositivos ubicados en las comunas de Belén y Guayabal y el corregimiento de Altavista.

Lea también: Capturan a cabecillas de Los chivos y Los pájaros

El mayor Giovanni Parra, comandante de la estación, explica que la señal de todas las cámaras de la ciudad llega al Sistema Integrado de Emergencias y Seguridad de Medellín (Sies-M), que es donde confluyen todas las autoridades. Pero en algunas estaciones, como la de la comuna 16, también se hace seguimiento a los dispositivos para dar “agilidad y efectividad al servicio”.

El mayor asegura que este punto de monitoreo, adecuado desde 2016, “ha ayudado a darles un mayor rango de actuación a los cuadrantes”. De acuerdo con él, la estrategia de videovigilancia está basada en anteceder el delito y por eso las cámaras se instalan en sitios que se consideran críticos por su afluencia de público o que son proclives al delito.

“Tienen un potencial con el que podemos analizar bien la fisionomía de una persona, nos pueden indicar cómo está vestida, la tonalidad de piel, el corte de cabello, la altura…”, señala el comandante.

Siga leyendo: Han tapado más de 1000 huecos en Belén, pero faltan muchos

Pero el registro de estas cámaras también está a disposición de la ciudadanía, en caso de que requieran utilizarlo como prueba ante la comisión de un delito. Parra explica que para acceder a él las personas deben enviar una solicitud escrita dirigida al secretario de Seguridad, en la que especifiquen la dirección exacta del hecho y el rango de hora. El video se le entrega en CD, “teniendo en cuenta que las cámaras tienen una rotación de 360 grados”, por lo que es posible que en algunos casos estén apuntando a otro ángulo mientras se comete algún hecho.

El proceso para pedir que se instalen se da por medio de los presidentes de las Juntas de Acción Comunal, quienes remiten la petición a los gestores de seguridad. Después de evaluar las denuncias y los delitos cometidos en el sitio, la Secretaría de Seguridad asigna los recursos para su instalación.

Le sugerimos: Abandono en los alrededores de la bolera de Belén

¿Han servido las cámaras en Belén?
El hurto es uno de los delitos para los que más se usan las cámaras de vigilancia con fines preventivos. Según el Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia (Sisc) de Medellín, entre el 1.° de enero y el 31 de marzo en la comuna 16 hubo 487 denuncias por robo (55 más que en el mismo periodo del año anterior), siendo el atraco, con 236 casos, la modalidad más frecuente.

El barrio más afectado es Belén Parque, donde se cometieron 90 hurtos en ese lapso; seguido de Rosales, donde se registraron 61 denuncias, y luego Fátima, donde hubo 46.

Diego Orozco, presidente de la Jac de Rosales, dice que hace 3 años se está solicitando la instalación de cámaras para controlar estos casos, y hasta ahora han conseguido 9. Él afirma que en los sectores donde se ubican ha disminuido la inseguridad, “porque los delincuentes se intimidan y la gente se siente más confiada para salir o denunciar”.

La misma cantidad de dispositivos hay en la Loma de Los Bernal, donde las solicitudes se han hecho desde el 2013, año en que se instaló una comisión accidental para tratar la coyuntura de los conflictos de bandas en las zonas vecinas.

Siga leyendo: Consumen drogas en zona verde del Parque Biblioteca Belén

Mónica Noriega, directora ejecutiva del Comité Cívico de la Loma de Los Bernal, expresa que en este sector las cámaras llegaron acompañadas de un cuadrante y un Cai móvil, como parte de una estrategia llamada zona segura.

En un reciente informe de seguridad el comité reportó algunas cámaras obstaculizadas por ramas de árboles y otras que están averiadas. Para Noriega, estos dispositivos han ayudado no tanto a prevenir, sino a verificar los hechos. Pasó, por ejemplo, con el caso de una llamada millonaria, en la que quedó registrado cómo las personas entregaban sus pertenencias a los ladrones. “Pero no se puso denuncia”, cuenta la directora y aclara que esto es necesario para que la Policía y las empresas de vigilancia puedan estar alerta.

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co