Ni en el batallón de la IV Brigada se está seguro de los hurtos en Laureles

Aumentan los robos de celulares en Medellín

Ni en el batallón de la IV Brigada se está seguro de los hurtos en Laureles

En todas sus modalidades, el hurto es el delito más cometido en la comuna 11 de Medellín. Laureles y Conquistadores han sido los barrios más afectados por este flagelo.

Cuando el teléfono de Gerard Bermón sonó en una mañana de sábado, él no esperaba que se tratara de malas noticias. Del otro lado de la bocina, la conserje del edificio Valverde, ubicado en la transversal 37, en el barrio Laureles, le anunciaba que su bicicleta había sido hurtada del parqueadero de la copropiedad. Y lo peor de todo es que no era la primera vez.

“Ya dos bicicletas me han sacado del parqueadero del edificio y como no hay cámaras, la administración no se hace cargo”, explicó el vecino y añadió que “Laureles me parecía un lugar seguro, pero ya con estas dos experiencias, creo que no lo es tanto”.

El primer caso ocurrió en febrero de este año, cuando, afirma Gerard, “me robaron una bicicleta Trek original, que me costó demasiado esfuerzo comprar porque me encanta transportarme en cicla por la ciudad”. Y ahora, entre jueves y viernes de la tercera semana de noviembre “me robaron una bicicleta más sencilla, yo la tenía con cadena en el parqueadero también y se la llevaron. La conserje me dijo que ese jueves habían forzado la entrada del parqueadero y que en el edificio de al lado se llevaron también piezas de la bomba de agua y otros elementos”.

Con evidente molestia, el vecino se cuestionó si es que “tengo que meter todas mis cosas dentro de la casa sencillamente porque el parqueadero no es seguro. Me parece que no podemos vivir así”.

Lea también: “Laureles, la segunda comuna de Medellín con más extorsión”

El 27 de noviembre, el habitante de Laureles se comunicó con la Alcaldía de Medellín, exponiendo su caso en redes sociales. Desde la cuenta oficial de Twitter de la Administración municipal, le respondieron con un mensaje privado, agradeciendo la denuncia e indicándole que “tenemos la estrategia ‘Rueda Seguro’ contra el robo de bicicletas, en conjunto con la Policía Nacional de Colombia, cuyo propósito es que cuando el ciudadano adquiera una bicicleta, de inmediato la registre, para que en caso de hurto las autoridades tengan información para su rastreo.

En ruedaseguro.com.co, el ciudadano tendrá la opción de registrar la bicicleta con datos que harán parte del Sistema Único de Control y Verificación General, pero además encontrará información de interés alrededor del uso de la bicicleta, como ciclorrutas activas, recomendaciones de uso, noticias del sector, crónicas, testimonios y demás en formato de texto, audio, vídeo, infografía y fotografía.

Pero aunque actualmente la página está habilitada, este medio consultó con la Secretaría de Seguridad y Convivencia el pasado 30 de noviembre para obtener mayor información del programa y ese despacho indicó que la estrategia a la fecha está inactiva, pues está en proceso de revisión y modificación.

Le sugerimos: 11 personas han muerto este año en las vías de Laureles Estadio

De todas formas, concluyó Gerard, aunque el programa estuviera activo, “no sé cuándo voy a poder implementarlo porque comprarme otra cicla en este momento es económicamente inviable para mí”.

El vecino intentó denunciar el caso en los canales virtuales dispuestos para ello, pero “luego de un largo proceso y llenar varios formularios, dio error. Eso me pasó dos veces. No fui a una inspección sinceramente por falta de tiempo, y porque al ser un hurto de menor cuantía, poca atención le pondrán, y además al no haber material probatorio, nada harán”. Que la única testigo del hurto fuera la conserje y que no haya cámaras en las que se pueda comprobar la identidad del criminal, terminaron por desanimarlo de denunciar.

Pero su caso no es el único. El más reciente informe del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (Sisc), con corte al 7 de noviembre, registra 2441 casos de hurto a personas, 400 hurtos a establecimientos comerciales, 203 hurtos de motos, 195 hurtos a residencias y 124 hurtos de carros, para un total de 3363 casos de hurto en lo corrido del año, solamente en Laureles Estadio, lo que representa un incremento del 32,3 %.

Las cifras confirman que la modalidad preferida por los delincuentes es el atraco, con 1425 casos registrados, seguida por 658 casos por descuido y 335 casos de cosquilleo.

No se pierda: Vecinos, preocupados por prostitución bajo el viaducto del metro

Entre las conductas especiales, se registraron 229 hurtos de celulares, 8 hurtos a vehículos repartidores, 7 casos de fleteo y 4 hurtos en vehículos de servicio público.

Y aunque hay barrios en que el incremento en las denuncias por este tipo de delito puede alcanzar hasta el 87 %, también las zonas institucionales que alberga la comuna 11 y que son espacios que por lo general cuentan con vigilancia privada, cámaras en circuito cerrado y otros dispositivos de seguridad, han presentado casos. De acuerdo con el Sisc, este año han ocurrido 241 hurtos en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, 33 en el campus de la Universidad Pontificia Bolivariana y 3 dentro del batallón de la IV Brigada.

Sobre estos hechos, varios vecinos expresaron su preocupación durante el foro “Seguridad y Derechos Humanos en la Comuna 11: Retos y Perspectivas”, realizado hace una semana en la Universidad Católica Luis Amigó.

Allí, Andrés Felipe Giraldo, coordinador de la Mesa de Derechos Humanos de la comuna manifestó que “el hurto es un problema generalizado en Laureles y que va en aumento” y que en esta comuna “uno de los principales retos a asumir es la seguridad personal que el Estado le tiene que brindar a sus ciudadanos y judicializar los delitos que se cometen entre particulares”.

Al respecto, el teniente coronel (r) Jaime Oswaldo Guío, asesor de la Secretaría de Seguridad y Convivencia, expresó que como respuesta a la problemática, desde ese despacho “articulamos los puestos de control que se realizan con Policía, Movilidad y el Ejército” y que “tenemos una sala situacional, donde siempre que nos llega una información (de la ciudadanía), hacemos la trazabilidad de los casos de hurto y de fleteo, y como la comunidad se ha dado cuenta, nuestro alcalde en persona ha liderado varios operativos. A veces reunir todos los elementos probatorios es demorado, pero cuando las personas han sacado su celular y mostrado casos de hurtos a mano armada, se han dado las capturas en un plazo de 15 a 20 días“.

Siga leyendo: Aumentan los robos en el estadio

*Foto dramatizada.
Por Sergio Andrés Correa
sergioco@gente.com.co

Continúa Leyendo