“Nos podemos adaptar a Los Bernal”

"Nos podemos adaptar a Los Bernal"

“Nos podemos adaptar a Los Bernal”

Joaquín de Jesús Vargas, líder de La Playita, opina sobre la oposición del algunos vecinos a la reubicación de su comunidad en un lote de Los Bernal.

“Ellos en cierto sentido tienen razón, porque somos personas desplazadas, de estrato bajo, y eso siempre ha tenido una expectativa de que es una comunidad desorganizada, no apta para estar en medio de gente de estratos altos, pero nosotros somos seres humanos y de acuerdo al sector en el que estemos nos podemos adaptar. Podemos moderar nuestras costumbres y nuestra forma de ser… solo se trata de que nos den una oportunidad y de que haya alguien que nos guíe“.

Con esas palabras se refirió Joaquín de Jesús Vargas, líder comunitario de La Playita, a la negativa que han manifestado algunos residentes de la Loma de Los Bernal y Belén Rincón por el proyecto de vivienda de interés social en el que serían reubicadas 58 familias que habitan zona de riesgo de la quebrada La Picacha, en el corregimiento de Altavista.

El también fundador de la Junta de Acción Comunal de ese sector afirmó que la última reunión que tuvieron con el Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín (Isvimed), que es el encargado de desarrollar el proyecto a través de la empresa Consultorías y Construcciones Civiles S.A.S., fue hace aproximadamente 2 meses, cuando en cumplimiento de una orden judicial, la Administración municipal iba a desalojar la zona.

En el censo hecho en 2013 en La Playita por Isvimed se identificaron 106 hogares, de los cuales 96 cumplían con los requisitos para atención con subsidio de vivienda. Según la entidad, hasta ahora se han reasentado 14 hogares en vivienda usada y otros 14 en vivienda nueva en otros proyectos de Isvimed.

De los 61 que quedan pendientes por atención, 3 irán a vivienda usada y 58 serán reasentados en el proyecto habitacional La Playita, que se encuentra en fase de estudios y diseños y quedará ubicado en el lote de 2580 metros cuadrados que se encuentra ubicado diagonal al supermercado Euro de Los Bernal; 24 de esas familias que serían los nuevos vecinos de la Ciudadela El Rincón están en arrendamiento temporal hasta que finalice la construcción del proyecto de vivienda de interés prioritario.

Entre tanto, algunos habitantes de la Loma de Los Bernal y Belén Rincón continúan manifestando su inconformidad. En una reunión que tuvo lugar el martes 29 de agosto y en la que participaron cerca de 30 personas, entre administradores de urbanizaciones y miembros de los consejos de administración, además de 5 funcionarios del Isvimed, los representantes de la entidad explicaron en qué consistía el proyecto y las razones por las que se está haciendo en este lugar.

Mónica Noriega, directora del Comité Cívico de Los Bernal, dijo que las quejas presentadas por los asistentes al encuentro fueron por la desvalorización de sus propiedades, la problemática social (relacionada con que son personas que no saben vivir en una copropiedad y no se sabe hasta cuándo la institucionalidad les dará acompañamiento) y la seguridad por las diferencias entre los grupos delincuenciales de Belén Rincón y los de Altavista.

Al final del encuentro definieron una posición: “Vamos a buscar en las unidades residenciales abogados que nos puedan dar asesoría sobre si cabe alguna acción legal para frenar el proyecto, y la segunda opción es hacer un acercamiento con la Alcaldía, con los que toman decisiones, con esto nos está ayudando el concejal Ricardo Yepes”, concluyó Noriega.


La ciudadela El Rincón
Desde 2013 Isvimed informó a las familias de La Playita que el proyecto de vivienda nueva estaría ubicado dentro del Plan Parcial de la Ciudadela El Rincón, que se encuentra en el polígono de expansión Z6_DE1. El área de planificación tenía un total de 351.903,87 m2 y estaba conformada por 9 predios de diferentes propietarios, entre los cuales se encuentra la Alcaldía. En el Artículo 92 de la Ley 388 de 1997 se estipula la obligatoriedad de destinar un porcentaje del suelo en estos planes para la construcción de vivienda de interés social.


Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co