Autoridades responden a los problemas de Rodeo Alto

Autoridades responden a los problemas de Rodeo Alto

Autoridades responden a los problemas de Rodeo Alto

Los corporados volvieron a poner sobre la mesa las problemáticas de movilidad, seguridad y espacio público de Rodeo Alto. La Alcaldía de Medellín contesta.

Restando 1 año y 8 meses para que finalice el periodo de gobierno del alcalde Federico Gutiérrez, aún faltan por ejecutar 3 de las 4 etapas de ampliación de la vía de acceso a Rodeo Alto, que desde el plan de desarrollo contó con un presupuesto de $ 29.700 millones.

El pasado miércoles 11 de abril, este asunto sumado a otros inconvenientes de seguridad y espacio público fueron discutidos (por tercera vez en este periodo de gobierno) en el recinto del Concejo de Medellín. El debate fue liderado por el corporado Jhon Jaime Moncada, del partido Conservador, y apoyado por las bancadas del Polo y el Centro Democrático.

Lea también: ¿Los cepos han controlado el mal parqueo en Belén?

La ampliación de Careperro
Uno de los proyectos más importantes que se desarrollan en Rodeo Alto es la ampliación de la vía conocida como Careperro, cuya primera etapa (200 metros lineales en la calle 9A sur, entre las carreras 53D y 54B) concluyó a finales de 2016. El inicio de la segunda fase, que conectará las carreras 53 y 53D, se había anunciado en el debate del 26 de abril de 2017 para finales de ese año, pero ahora tiene nueva fecha.

En la plenaria de la semana pasada, la secretaria de Infraestructura Física, Paula Andrea Palacio Salazar, indicó que la Alcaldía ya pudo “superar temas sobre aprovechamiento forestal y adquisición predial en Campos de Paz”, por lo que se espera iniciar obras en junio.

Las etapas 3 y 4 de la ampliación, que bordean Campos de Paz y el club campestre El Rodeo, son las más largas y ya cuentan con diseños; hasta el momento “están en gestión predial”. Palacio Salazar expresó que este proceso ya está avanzado por parte del Municipio y el trámite forestal, que es especialmente amplio en la conexión con Los Cabos —la comunidad ha solicitado que se priorice por ser un tramo estratégico—, se está en tramitando con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Le sugerimos: Sacarán un álbum de laminitas de Belén

Es una zona en la que contamos con muchos árboles y, por tanto, las exigencias del Amva han sido altas en cuanto a conectividad ecológica”, dijo la jefa de despacho. En cuanto a los recursos, agregó que hasta el momento las cuentas van así: en los estudios hechos entre 2013 y 2015 se invirtieron $ 582 millones; en 2016, $ 2991 millones; en 2017 se firmó el convenio de la etapa que se ejecutará próximamente, y para 2018 se tienen $ 20.000 millones para las etapas 3 y 4.

La segunda etapa dejará la vía con 3 carriles (2 hacia el sur, 2 hacia el norte), tendrá andén, espacio público y ciclorruta para conectar con la etapa existente y con la avenida Guayabal. Palacio señaló que se espera que las últimas fases de la ampliación salgan a contratación finalizando este año, para que puedan ejecutarse en un lapso de 8 a 9 meses.

Al respecto, el concejal citante pidió celeridad en la adquisición de predios, para evitar mayores demoras en el desarrollo de la obra. Según él, en la zona del proyecto hay 21 predios que son ocupados por 34 grupos familiares, con 94 habitantes y 31 unidades económicas.

Vea también:  Los acopios de taxis afuera de Los Molinos están prohibidos

Pero las preocupaciones de la comunidad van más allá de esta inversión en infraestructura. Y es que, como lo expresó la habitante Aida Rosa López, el parqueo de carros, volquetas y buses sigue afectando la vía de acceso al barrio. Para ella es una realidad que falta conciencia ciudadana, pero también dejó claro ante los corporados que falta presencia de autoridad en el sector.

El secretario de movilidad, Humberto Iglesias, presente en el recinto, reconoció la problemática y explicó que desde su despacho se han hecho 520 intervenciones con la estrategia “Parquéate bien”, que arrancó el 14 de febrero de este año. En ella, según el funcionario, se contemplan campañas de educación vial, activaciones y presencia de la autoridad con la entrada de agentes de tránsito, fotodetecciones, grúas y el bloqueo de vehículos con cepos.

Asimismo, declaró que se está estudiando la posibilidad de adecuar una bahía para la ruta 143 de Guayabal, que actualmente está ocupando 1 carril en la vía. En ese sentido el funcionario aseguró que el contrato de señalización para la ciudad está próximo a adjudicarse, con el fin de atender las solicitudes que han hecho los vecinos de este y otros sectores de Medellín.

Le sugerimos: La fauna silvestre que habita en Belén

La promesa de un Cai Móvil
El concejal Moncada recordó que las problemáticas de Rodeo Alto comenzaron a discutirse desde 2014, cuando algunos vecinos se quejaron porque “los maleantes estaban sacando a damas y niños de las piscinas” de las urbanizaciones del sector. El corporado dijo que uno de los primeros logros desde esa época fue el Cai móvil, cuya presencia y efectividad siguen solicitando los vecinos.

Sobre esto, el coronel Héctor Adolfo Mora, comandante operativo, dijo que se encargaría de llevar un vehículo que estuviera al servicio de la comunidad, dando ronda y perifoneando el teléfono al que podrían comunicarse los vecinos para denunciar. En su concepto, los problemas de inseguridad en el sector no son generados por sus residentes, sino por grupos de zonas aledañas, por eso se ha enfocado en lugares como el Manzanillo y Belén Rincón.

El comandante aseguró que priorizó el cuadrante de este barrio, lo que quiere decir que “bajo ninguna circunstancia se podrá retirar, sino que tendrá que ser reforzado cuando las condiciones así lo permitan”.

Siga leyendo: Las historias que cuentan los árboles de Belén

Por su parte, la subsecretaria de Espacio Público, Beatriz Villegas, aseguró que en el sector se han identificado 9 ventas ambulantes, de las cuales 4 están reguladas con los permisos vigentes desde 2011. De acuerdo con ella, estas son acompañadas por la subsecretaría “con la invitación y sensibilización para que se regulen o formalicen su actividad”. La funcionaria dijo que en 3 visitas realizadas durante el primer trimestre del año, se efectuaron retenciones al encontrar pisos sucios con grasa o mala cadena de conservación en los alimentos.

Luz María Múnera, concejal de la segunda bancada citante, expresó que se debía revisar la posición de la ciudad frente a la aplicación de los instrumentos del Pot en barrios como Rodeo Alto o la Ciudadela Occidente, adonde la Alcaldía no logra llegar con los equipamientos que debe. El secretario de Control y Gestión Territorial se pronunció al respecto, asegurando que tras hacer una revisión en las curadurías pudo concluir que no existen proyectos de vivienda a futuro en el sector, además de los 4 que hoy se están construyendo.

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co