Vecino de Bolivariana instaló rejas contra las ratas

Vecino de Bolivariana instaló rejas contra las ratas

Vecino de Bolivariana instaló rejas contra las ratas

Cansado del mal manejo de residuos, un vecino de Bolivariana instaló rejas en las alcantarillas de su cuadra. Espera que otros residentes se sumen a la iniciativa.

La vida entera de Juan Diego Uribe transcurre en el barrio Bolivariana. Allí no solo habita, también trabaja en su propio restaurante, en la circular 4 con carrera 71. Y aunque asegura que siempre se ha llevado bien con sus vecinos, hay un grupo de ellos que no quiere ni ver: las ratas.

Y es que según él, esos pequeños merodeadores se pasean por las calles del barrio con frecuencia, porque hay errores en el manejo de los desechos: “Donde hay problemas de roedores generalmente hay una zona comercial cerca.Yo los he visto por toda la avenida Jardín, donde están todos los restaurantes, e incluso desde acá, desde la 70”.

A su modo de ver, uno de los problemas es que aunque “el servicio de recolección de basuras es muy bueno”, el carro recolector no pasa todos los días por la zona. “Tuve que tomar medidas y pagar a Emvarias para que me hiciera recolecciones adicionales. Ahí no hay de otra, las familias son capaces de tener la basura en su casa por unos días, pero mi restaurante produce entre 10 y 12 kilos de basura diarios”.

Lea también: 120 palomas viven en una terraza de Laureles

Por este asunto, Juan Diego incluso tuvo que conversar con un establecimiento vecino, porque “todos los días me dejaban acá una basura, era algo muy recurrente. Cuando me di cuenta de dónde provenía, fui a reclamar y me sorprendió la respuesta, porque me dijeron que le pagaban a un señor para que se llevara las bolsas de basura. Yo me pregunto si creían que el señor al que le pagaban, tenía un relleno sanitario propio. Eso lo que hacía era trasladar el problema”.

Por eso, en vista de que los residuos de comida son “un imán para las ratas”, Juan Diego decidió, de su propio presupuesto, instalar rejas en las alcantarillas de su cuadra. “Esta reja la recomiendan en algunos almacenes de cadena y puede ser la solución al problema. Pero siempre he pensado que si otros restaurantes se quieren unir, qué bueno que nosotros adoptemos nuestra manzana. Es un tema de imagen, es un tema de salud pública, es un tema de prevención de plagas”.

Al respecto la Secretaría de Salud de Medellín explicó que el surgimiento de puntos críticos de proliferación de roedores en la ciudad ocurre por “un deficiente manejo de basuras o residuos sólidos y líquidos que la comunidad hace en cada sector”.

Le sugerimos: Comadrejas se pasean entre Belén y Laureles

Para el caso de Laureles, el despacho señaló que “en la zona de restaurantes de la avenida Bolivariana se han presentado incrementos de estas plagas (en algunos momentos del año) debido a que los establecimientos dejan sus residuos en los separadores viales a horas no adecuadas”.

Sin embargo, señaló la dependencia, “el problema en sí de la presencia de roedores no es la alcantarilla, aunque la malla puede servir temporalmente. El verdadero problema es tener en el establecimiento condiciones que atraen a los roedores. Si toda el área física está protegida y hay adecuados planes de limpieza, un roedor puede ingresar accidentalmente como explorador, pero no va a encontrar alimento o refugio”.

Siga leyendo: Heces de perros rebosan canecas de basura en Conquistadores

Por Sergio Andrés Correa
sergioco@gente.com.co