Comerciantes de la 70 se quejan por aplicación del Código de Policía

Comerciantes de la 70 se quejan por aplicación del Código de Policía

Comerciantes de la 70 se quejan por aplicación del Código de Policía

Algunos comerciantes de la carrera 70, de Medellín, denuncian atropellos en operativos de control y aseguran que en muchos casos ya empiezan a tener pérdidas económicas.

La forma como se emplea y se ejecutan las normas del Código de Policía ha sido motivo de quejas y molestias por parte de algunos comerciantes de la carrera 70 y la calle 30, quienes manifiestan que los constantes operativos les han generado perjuicios en sus ingresos y en el número de personas que visitan los lugares.

Juan Pablo Valenzuela, propietario de varios establecimientos comerciales nocturnos en la carrera 70 y el Parque Lleras, afirmó que cuando se está aplicando esta norma no se tienen en cuenta los derechos fundamentales de los propietarios de los locales, como la defensa y la contradicción, y hay una interpretación del código, y por eso se aplica diferente en todos los casos.

“Se le dio un poder parecido al de un juez a un funcionario, hay exageración por las sanciones que se han presentado, un chicle debajo de una mesa, una botella de agua vencida, un agujero en el techo porque se está haciendo alguna remodelación del local, estas pequeñas circunstancias han generado cierres temporales en los establecimientos”, explicó el propietario.

Asimismo, Juan Pablo Valenzuela asegura que la norma no está bien construida porque afecta altamente al gremio, “en algunos casos miembros de la Policía juegan con la condición del comerciante con el cierre temporal de 3 a 10 días, es decir, si apela la sanción, el servidor público hace la sanción por más días, y aunque un inspector derogue la multa, quién va responder económicamente por los días cerrados”.

Lea además: Empresarios del Lleras se sienten perseguidos por las autoridades

Por su parte, Andrés David Rodríguez, comerciante de un bar en la calle 30, manifestó que “por una pelea externa al bar, entre 2 clientes y un hombre que ni siquiera se encontraba en el establecimiento, me impusieron un comparendo y cerraron mi local por 3 días; aunque fui a la inspección y quitaron la multa, nadie me respondió por el perjuicio económico que me causaron, era un viernes en la noche, el local estaba lleno y, aparte de eso, no pude abrir el sábado, necesito pagar arriendo y sueldos”.

Para Betty Olaya, directora ejecutiva de Aso 70, “la Policía debe emitir un instructivo con el fin de que haya una unidad de criterio por parte de los comandantes de estación, para que la norma cumpla con su cometido de igualdad frente a las conductas que generan cierres, cada que cambian a los policías llegan con apreciaciones diferentes“.

La directora aseguró que en lo que va del 2019 se han generado 6 cierres temporales a establecimientos de la carrera 70, especialmente por ruido o falta de documentos, como Cámara de Comercio o Bomberos. Sin embargo, “pese a que en términos generales se ha dado un procedimiento pedagógico, con la Alcaldía ha sido complejo trabajar, llevamos 3 años pidiendo que cambien el Decreto 890 de 2014, que consiste en la extensión de horario, pues por algún cierre temporal los comerciantes pierden ese beneficio”.

Ante esto, Cristian Ortíz Mesa, comandante de la Estación de Policía de Belén, aseguró que “hemos adelantado diferentes planes enfocados a preservar el orden público y generar confianza a la comunidad, muchas personas no entienden que les estamos prestando un servicio de seguridad tanto preventiva como reactiva, todos tienen que ayudar”.

Le sugerimos: Ocupación hotelera creció un 10 % en el occidente de Medellín

Según datos de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, se han generado 11 comparendos a establecimientos comerciales de las calles 30 y 30A, especialmente por los artículos 92, numeral 16, y 93, numeral 3, que consisten en “desarrollar una actividad económica sin cumplir cualquiera de los requisitos establecidos” y “generar ruidos o sonidos que afecten la tranquilidad de las personas”.

Por esta razón se celebró una reunión entre comerciantes y el coronel Giovanni Guerrero, coordinador del Código Nacional de Convivencia de la Policía, en la cual escuchó varios reclamos y quejas de propietarios.

“Este código de convivencia comenzó su implementación hace poco, es por esto que se tienen que seguir alineando la interpretación para hacer respetar las normas bajo el mismo criterio”.

“La invitación es a que cualquier persona conozca las normas y sus derechos. Conocemos casos de compañeros que se están extralimitando, y debemos mejorar en este aspecto”, comentó el coronel.

Siga leyendo: En el occidente de Medellín se construirán 12.000 viviendas

Por Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co