Vecina se queja del ruido excesivo en Laureles

El ruido no deja dormir en San Joaquín

Vecina se queja del ruido excesivo en Laureles

Érika Fernández, vecina de Laureles, nos escribió: “Estoy muy decepcionada y desilusionada de cómo nuestro barrio esta cambiando. Todos tenemos el derecho a vivir y disfrutar de un ambiente tranquilo, sin altos niveles de ruido. Desafortunadamente todo indica que la ciudad poco se preocupa por este tema.

Lea también: “Laureles cada vez se parece más al centro de Medellín”: vecina

Se deben resaltar otros ruidos que se escuchan a diario en el transcurso del día y que también contaminan la tranquilidad de la gente de nuestros barrios: vendedores de frutas y legumbres con megáfono; los perros que ladran continuamente; el pito del carro de la lavandería, anunciando su llegada por el barrio; el vendedor de mazamorra que pasa todos los días, ¡ni el domingo se salva!; el taxi pitando para avisar que llegó (como si no lo viéramos); la campana del camión de basura, anunciando su llegada; el carrito de donas con su música; el vendedor de helados con su campanita; nunca falta el ruido de construcción de un edificio, todos los días hay un nuevo edificio en Laureles que se levanta a darnos más sombra; el enorme extractor del restaurante de pollos, que hace ruido todos los días hasta las horas de la noche; la persona que se ubica en la 33 con 76 a tocar su instrumento para poder recoger una platica.

Finalmente ¿cómo no hablar de los ruidos de la noche? Los clubs, las discotecas y los salones de fiestas, que están creciendo como champiñones en los barrios “tranquilos” de Medellín y que ponen la música a todo taco, también son un perjuicio para los vecinos.

Conclusión: altos niveles de ruido constante durante el día y altos niveles de ruido durante la noche. ¿Nos podemos quejar? Si, claro. Pero realmente esto es responsabilidad de la ciudad, hacer un estudio de la contaminación auditiva de todos los actores (no solamente del ruido vehicular) que se mueven a diario en los barrios y tomar las medias necesarias para eliminar ruidos que son no necesarios en la vida cotidiana de los residentes”.

Siga leyendo: El ruido en la 33 sigue siendo problemático


Recuerde que usted también nos puede enviar sus denuncias y opiniones de Laureles a alexisc@gente.com.co, llamarnos al 335 94 37 o escribirnos a la cuenta de Twitter @GenteLaureles.