Vecinos denuncian exceso de anuncios en un parque de Laureles

Vecinos denuncian exceso de anuncios en un parque de Laureles

Vecinos denuncian exceso de anuncios en un parque de Laureles

Habitantes de Las Acacias (Medellín) aseguran que la sobrecarga de volantes genera fealdad en el parque de La Matea. También dicen que el engrudo con que los pegan quita la pintura de los postes.

Quienes viven cerca a este parque están cansados de la numerosa publicidad que está pegada en los postes del alumbrado de este lugar público, pues aseguran que a veces se vuelve molesto ver los mismos anuncios generando contaminación visual, despintando los postes cuando son retirados y aumentando la contaminación cuando se despegan.

Según Luz Estella Marín, vecina de Laureles, “la problemática se presenta por temporadas, a pesar de que en La Matea se había hecho una jornada de limpieza con la Alcaldía, en la cual organizaron y pintaron los postes”.

La vecina afirmó que son repetitivos los anuncios que ponen, incluso 2 y 3 de la misma información, en el mismo poste. “Por lo general son anuncios sobre seguridad social, vigilancia privada, limpieza de muebles, entre otros. Algunos vecinos limpiamos, pero vuelven a pegarlos con engrudo, entonces nos preguntamos quién los regula, para llegar a un acuerdo”.

El periódico Gente envió un cuestionario para resolver las dudas de los vecinos, y la subsecretaría de espacio público manifestó que “la contaminación visual parte de todo aquello que afecte o perturbe la visual de algún sitio o paisaje afectando su estética. Este tipo de avisos no tiene un desarrollo normativo específico de acuerdo con los tamaños y parte en algunas ocasiones de la percepción misma de la ciudadanía”.

Lea además:  La Matea, una de las quebradas subterráneas que pasan por Laureles

“En materia de avisos publicitarios desde este despacho se realizan labores del control frente a los sitios prohibidos, dimensiones y formas, sobre todo en las áreas protegidas”, argumentó la secretaría.

De acuerdo con la Ley 1228 de 2008, cuyo artículo 2 habla sobre reglamentación de la publicidad exterior, “está prohibido colocar anuncios sobre la infraestructura vial y de servicio público, tales como puentes, torres eléctricas, postes, así como sobre cualquier otra estructura de propiedad del estado”.

En el apartado también se especifica que solo podrán fijarse con pegamentos fáciles de remover en carteleras destinadas.

Le sugerimos: La rumba sigue desvelando Las Acacias

Según el artículo 140 del Código Nacional de Policía, “la aglomeración de avisos en el espacio público es considerada contaminación visual junto con la destrucción del bien material y da una sanción de 1,5 a 40 salarios mínimos legales mensuales vigentes”. En caso de no ubicar al propietario de la publicidad exterior visual, la multa podrá aplicarse al anunciante o a los dueños, arrendatarios o usuarios del inmueble.

Por su parte, funcionarios de espacio público hicieron un recorrido de seguimiento y control el pasado 18 de junio, y ese despacho aseguró que “no se observaron infracciones por publicidad visual en el parque de La Matea, de acuerdo con las prevenciones especificadas en el Código de Policía. Sin embargo, luego de las recientes denuncias, se ha establecido una vigilancia especial para controlar de manera particular esta zona de la ciudad y realizar las sanciones, si son necesarias”.

Mientras tanto, vecinos como Luz Estella Marín esperan que los controles sean permanentes y, si es posible, propusieron como medida crear una cartelera en el parque La Matea para que se pongan este tipo de anuncios, con el fin de no despintar los postes y que el parque conserve su belleza.

Siga leyendo: El ring de boxeo que nació en un parque de Laureles

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co