¿Qué ha pasado con el teatro Carlos Vieco?

¿Qué ha pasado con el teatro Carlos Vieco?

¿Qué ha pasado con el teatro Carlos Vieco?

El teatro al aire libre de Medellín sigue cerrado, y sus seguidores continúan reclamando un espacio para la cultura y el teatro alternativos.

Han pasado 3 años desde que fue clausurado el teatro al aire libre de Medellín, donde se hicieron famosas bandas de la talla de Ekymosis y Kraken, y aunque la Alcaldía había anunciado una intervención desde 2017, el proyecto tendrá que esperar otro año más. Las mejoras de este espacio, según explicó la Administración municipal, están incluidas en el Plan Integral del cerro Nutibara, que terminará su fase de diseños en agosto de este año y estaría entrando en construcción a partir de noviembre, con una ejecución estimada de 14 meses.

En un comunicado la secretaria de Cultura, Lina Botero, afirmó que el propósito es “entregarle a la ciudad un teatro en óptimas condiciones para el desarrollo de diferentes actividades”. Ese despacho, sumado a la Secretaría de Medio Ambiente y a la de Desarrollo Económico, es el responsable de las adecuaciones que ejecutará la Empresa de Desarrollo Urbano (Edu).

El proyecto empezaría con un presupuesto de $ 22.500 millones, y aunque todavía no hay precisión sobre las adecuaciones, la Alcaldía informó que habrá mejoramiento de senderos para la recreación y el deporte y hará una renovación del Pueblito Paisa y una ampliación del Museo de Ciudad, situados en la cima del cerro tutelar.

Lea también: El Teatrico dice hasta pronto

“Para el comercio planteamos una ubicación en zonas estratégicas, a través de una búsqueda por reubicar el mayor número de locales posible, de acuerdo con la caracterización existente”, señaló la Secretaría de Desarrollo Económico y agregó que a este proceso le agregarán una nueva plazoleta para realizar eventos a pequeña escala.

También plantean mejoras a los accesos de las calles 30A y 33. En esta última harían un tratamiento diferente para dar preferencia al peatón. En el documento la Alcaldía dijo que conservará un número reducido de celdas, para dar paso a un parque infantil donde comenzaría un bulevar con ambiente natural.

Román González, el líder cultural que hizo un llamado público sobre el deterioro del teatro Carlos Vieco en 2016, se mostró preocupado porque desde esa fecha hasta hoy no han avanzado lo suficiente. “No hemos percibido como gremio ni como personas dolientes con la cultura ninguna sensibilidad frente al tema”, declaró.

Le sugerimos: Los vikingos del siglo XXI se reúnen en Belén

Cabe recordar que el año en que González hizo la denuncia por medio de un video que se viralizó en redes sociales, la entonces secretaria de Cultura, Amalia Londoño, afirmó que el teatro tenía unas filtraciones de agua que estaban afectando su estructura.

Para ese momento, según Londoño, adelantaban unos estudios patológicos en los que invirtieron $ 194 millones, y un año más tarde la secretaria de Infraestructura, Paula Andrea Palacio, anunció que harían el Plan de Protección Integral del cerro Nutibara.

En el momento la Administración municipal también explicó en rueda de prensa que modificaría el teatro casi en su totalidad, pero conservando la estructura que ha sido icónica, y advirtió que los diseños estarían listos a finales del 2017.

La Alcaldía en sus respuestas no dice nada nuevo, no ha habido ni la intención de habilitar otro espacio mientras ellos toman las decisiones que tienen que tomar frente al Carlos Vieco. Creemos que es algo tan lógico y tan fácil de solucionar, pero no le han dado la seriedad ni el ritmo necesarios”, expresó Román González.

Vea también: Consumen drogas en zona verde del Parque Biblioteca Belén

El líder de los defensores del Carlos Vieco opinó que en Medellín la economía cultural no permite hacer eventos de ciudad que sean autosostenibles. Por eso considera importante la reapertura de este espacio, como escenario para el teatro y la cultura alternativos.

Hasta el momento, según Román, a este gremio roquero no lo han tenido en cuenta para los diseños del teatro, por eso espera que consideren las condiciones acústicas, de accesos y electricidad para facilitar los eventos.

Siga leyendo: “Laureles se merecía una escuela para la música”

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co