Megacolegios de Envigado: sin fecha de entrega

Megacolegios de Envigado, sin fecha de entrega

Megacolegios de Envigado: sin fecha de entrega

En el Concejo de Envigado se debatieron las dificultades que ha tenido la construcción de 3 infraestructuras educativas en el municipio.

Pasar del 82 % a un 100 % en la implementación de la jornada única en los colegios públicos de Envigado fue el objetivo con el que en 2017 se dio inicio al contrato para demoler y construir las nuevas sedes de las instituciones educativas Normal Superior y José Miguel de la Calle, y para erigir una nueva infraestructura de la I. E. Alejandro Vélez Barrientos en el Alto de las Flores. Han pasado ya 2 años y los estudiantes siguen esperando las aulas nuevas.

Esta situación fue motivo de debate el jueves 23 de mayo en el Concejo de Envigado. Allí llegaron representantes de los entes implicados en la construcción y también estudiantes y familiares que con pancartas pidieron prontitud en las obras.

Un proyecto nacional
En 2015 el Ministerio de Educación Nacional (Men) creó el Fondo de Financiamiento para la Infraestructura Educativa (Ffie) con el objetivo de construir y mejorar la dotación de aulas para la implementación de la jornada única.

Tanto el Men como los entes territoriales (en este caso la Alcaldía de Envigado y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá) aportaron dineros a una fiducia en proporción de 70 % y 30 % respectivamente, que presentó variaciones de acuerdo con las condiciones de los proyectos (ver recuadros).

Lea además: Por fin terminaron la transversal de la Montaña

Bajo esa dinámica, según explicó Juan Carlos Franco, gerente saliente del Ffie —presentó su renuncia el 24 de mayo— al contratista solo se le paga por hito terminado y avalado por la interventoría. En ese sentido dio un primer parte de tranquilidad a la comunidad: “Los recursos financieros aportados por el Municipio y por el Men están seguros“.

El ahora exfuncionario dijo también que el Ffie está desarrollando 541 proyectos en 236 municipios del país, de los cuales el 63 % está en manos de 2 contratistas: Germán Mora y Mota Engil (este último está a cargo de los 3 colegios de Envigado). Franco también señaló que en estos mismos “se han concentrado los incumplimientos, las sanciones y las demoras”.

¿A qué se deben los retrasos?
Los proyectos se desarrollan en 3 fases: diseño, ejecución y atención posventa. En el municipio solo la sede del I. E. Alejandro Vélez Barrientos se encuentra en fase 2 y avanza, según la interventoría, en un 63 %, mientras que las instituciones Normal Superior y José Miguel de la Calle solo superan la fase de diseños. El problema con las 2 últimas es que los plazos de ejecución ya superan los tiempos de los convenios marco, es decir, necesitan prorrogarlos para dar inicio a las obras.

Según manifestó Carlos Páez, arquitecto coordinador de la firma interventora CCI, la fase de diseños en la I. E. Alejandro Vélez comenzó el 8 de febrero de 2018, tenía un plazo de ejecución de 3,5 meses y se culminó el 19 de julio, es decir, sumó 281 días de retraso.

Le sugerimos: ¿Qué pasó con el parque Entre Senderos?

En cuanto a la etapa de ejecución el plazo es de 16,5 meses, es decir, el colegio tendría que estar listo el próximo 30 de octubre, pero preocupa que “en los últimos 3 meses se ha visto bajo rendimiento e insuficiencia en personal y materiales”. De hecho, según mencionó el arquitecto coordinador del proyecto, la obra estuvo paralizada por más de 20 días.

En diciembre, de acuerdo con la firma CCI, el proyecto iba un 17 % por encima de la meta proyectada, pero hoy ese porcentaje se ha reducido al 1 %. La semana pasada, por ejemplo, comenzó el hito de mampostería, que ya debería ir en el 35 % de ejecución. La interventoría anunció que espera un plan de contingencia del contratista para solventar esos atrasos.

Al respecto el secretario de Obras Públicas, Sergio Ríos, señaló que “ya se ve el deterioro de la estructura del bloque A, que se terminó hace casi 5 meses y no han pegado 1 solo ladrillo”.

La situación es todavía más delicada en la Normal Superior y el José Miguel de la Calle, donde los retrasos en la fase de diseños sumaron 274 y 56 días respectivamente. El motivo principal, según explicó la firma CCI, fue que el contratista tuvo que cambiar la cimentación proyectada para las infraestructuras, de zapatas a pilas.

No se pierda: Así sería el nuevo ecoparque de El Dorado

Esto se debió a que, de acuerdo con la firma interventora, después de las demoliciones “evidenciaron que había un cambio en las condiciones del suelo portante”. Además, en el proceso previo el constructor no reportó planos que respaldaran el sistema estructural que tenían los colegios porque eran instalaciones muy antiguas.

Sin embargo, el secretario Sergio Ríos replicó que ese despacho y el Amva ya habían advertido desde antes que la cimentación debía hacerse en pilas y tildó como “poco técnica” la explicación de la interventoría. “¿Cómo pensaban hacer la demolición para no remover el suelo?”, cuestionó.

¿Cuándo los construirán?
Durante el debate los miembros de las veedurías manifestaron la afectación de los estudiantes que han sido trasladados a otras instituciones y han visto recortadas sus horas de clase (33 horas al año) y descanso. Además señalaron el incremento en gastos de transporte para algunas familias y la baja en matrículas, que en el caso del José Miguel de la Calle pasó de casi 1000 alumnos a 530.

Por otro lado, Gustavo Londoño, presidente de la asociación de padres de la Normal Superior, expresó la preocupación por el “abandono de los lotes”. En el caso de este colegio, indicó, la maleza llegó a pasar más del metro y medio de altura y atrajo roedores e insectos.

Lea además: ¿Dónde hacen falta andenes en Envigado y por qué?

Los voceros de Mota Engil presentaron disculpas por los retrasos. “Hemos fallado, nos hemos equivocado, no solo nosotros, pero aceptamos y hemos tratado de solucionar esto “, dijo uno de ellos.

Sobre la situación del colegio Alejandro Vélez, los contratistas explicaron que tuvieron dificultades con sus aliados estratégicos, que están solucionando mediante una contratación directa para llegar al nivel esperado.

Además afirmaron que se les han descontado de sus pagos casi el 90 % de las multas establecidas en el contrato.

Respecto a los otros 2 colegios explicaron que ellos asumieron los costos por la equivocación en los primeros estudios de suelos y aseguraron que desde finales del año pasado plantearon al Ffie la necesidad de ampliación del contrato marco.

Siga leyendo: ¿Cuándo estará listo el puente de El Esmeraldal?

Así las cosas Juan Carlos Franco anunció que en el siguiente comité territorial, que tendrá lugar en la segunda semana de junio, anunciarán una respuesta sobre la ampliación de los contratos. Para esa fecha esperan tener el concepto de Ministerio de Hacienda sobre el fondo de contingencias en el que tiene destinados $ 15.000 millones para atender estos casos.

Sara Cuervo, alcaldesa encargada, señaló que desde febrero se había hablado de hacer el análisis para la ampliación del convenio y, aunque agradeció la presencia del entonces gerente del Ffie, expresó “la insatisfacción” al no tener aún las fechas en las que arrancaría la construcción de la infraestructura educativa.

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co