Presentan el primer bus eléctrico de metroplús

Presentan el primer bus eléctrico de metroplús

Presentan el primer bus eléctrico de metroplús

Este martes en la estación Industriales inició la prueba piloto del primer bus eléctrico de metroplús.

El articulado, que tuvo un valor cercano a los 1900 millones de pesos, tiene una capacidad para 160 pasajeros y dejará de emitir 60 toneladas de CO2 al año.

En el acto de entrega el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, afirmó que esta tecnología ya está probada y además explicó que el vehículo cero emisiones necesita un periodo de carga de 4 horas en la noche para poder operar durante todo el día, lo que significa “una autonomía de 200 kilómetros para rodar”.

Es importante recordar que en 8 años se agotará la vida útil de los primeros buses de metroplús. Con 1 millón de kilómetros de recorrido la flota comenzará a renovarse, ya no con vehículos a gas, sino eléctricos. Como le explicó a Gente hace unos meses Diego Giraldo, jefe de Buses del Metro, esta decisión apunta a la sostenibilidad de la ciudad y dependerá de los resultados de la prueba piloto que comienza con el articulado que fue presentado este martes.


Un refuerzo para la iniciativa fue el acuerdo 093 de 2017, que fue aprobado el 10 de noviembre en el Concejo de Medellín y que busca que el Municipio promueva políticas públicas e incentive la compra y reposición de buses eléctricos para el sistema de metroplús en 3 casos: cuando vayan a aumentar su capacidad transportadora, cuando por consecuencia de un accidente se determine la destrucción total del vehículo y cuando finalicen su vida útil.

Pero el debate no es nuevo. En 2008, durante el primer año de gobierno de Alonso Salazar, hubo opiniones divididas sobre la tecnología con la que se movería metroplús: diésel, electricidad o gas. El mandatario local se decidió por esta última, en vista de las objeciones del gremio de transportadores —hasta entonces se creía que iban a ser quienes operarían el sistema—, y pese a que el Metro, que terminó de operador, sugería que fuera eléctrico.

Cabe recordar que el metroplús se construyó dando cumplimiento al modelo BRT (buses de tránsito rápido, por sus siglas en inglés) propuesto por el Gobierno nacional, a partir del éxito que tenía el transmilenio en Bogotá. En el caso de Medellín, se desarrolló como sistema alimentador del metro, con una troncal de 12,5 kilómetros.

Contexto de la noticia: Metroplús funcionará con buses eléctricos

Belén, la comuna donde se ubicaron 7 de las 27 estaciones que actualmente conforman el sistema, no fue ajena al debate. En la edición del 24 de mayo de 2008, Gente dio a conocer la historia de Hernán Toro, líder de una comunidad de opositores del metroplús de gas, quien convocó a una marcha por el corredor de la calle 30 para manifestar su inconformidad.

El 21 de junio del mismo año, en la sección del periodista del barrio, el vecino Adonaís Jaramillo expresó su desacuerdo con la determinación del alcalde y con los argumentos dados por EPM en el momento, además opinó que la ciudad tenía el deber de dar ejemplo al país con la energía limpia, “con la hidroelectricidad que produce en abundancia”.

9 años más tarde, en junio de 2017, se importó el primer vehículo eléctrico para este sistema de transporte, el automotor era de la marca BYD (la misma del articulado que fue presentado este martes), con capacidad para 30 personas y fue utilizado para servicio interno de la compañía. Además sirvió para facilitar el acercamiento del gremio de transportadores a esta tecnología.

Le sugerimos: “No se necesita una prueba piloto para el metroplús eléctrico”

Andrés Emiro Díez, profesor e investigador de ingeniería eléctrica en UPB, le dijo a Gente hace unos meses sobre esta prueba piloto que “estos buses de batería son un primer paso muy adecuado, porque ayudarán a determinar cuáles deben ser los motores a utilizar de manera masiva. Cuando son pocos buses no justifica implementar la infraestructura de catenaria, pero cuando estamos hablando de 35 y más ya será necesario hacer la interconexión con línea de contacto, porque eso permite que ellos intercambien energía entre ellos.

También con esto el peso muerto transportado se reduce ostensiblemente, porque por ejemplo, los buses de 12 metros tendrían que tener una batería de 3 toneladas, que se podría reducir a una de 500 kg si se usa también línea de contacto.

Hay que tener en cuenta que la batería se volvería un consumible y en ese aspecto, si la batería es china, gran parte del dinero invertido iría a ese país, en cambio en el uso de catenarias hay más oportunidades de favorecer la industria local con la instalación de líneas de contacto, transformadores, infraestructura de alimentación, e incluso carrocería y chasis. Además las universidades podríamos calcular los rectificadores (convierten la corriente alterna a directa), como lo hicimos con el bus de UPB. Se debe empezar a planear la infraestructura para alimentar los buses“.

Siga leyendo: Vecinos se quejan del ruido del metroplús

Por Redacción Gente
gente@gente.com.co