Preocupa tala de árboles en Las Palmas

Preocupa tala de árboles en Las Palmas

Preocupa tala de árboles en Las Palmas

Habitantes de esta zona de Medellín aseguraron que el predio forma parte de una zona de reserva forestal. Las autoridades ofrecen claridades.

Una nueva voz de reclamo por la tala de árboles en un predio de la avenida Las Palmas, en un lote ubicado sobre la calle 17, a la altura de la unidad residencial Yerbabuena, elevó la comunidad de la comuna 14.

En esta ocasión David Cardona, vecino del sector, se declaró “desesperado por la situación”, pues, aunque ya en marzo las autoridades habían aclarado que se trata de un lote con licencia de aprovechamiento forestal, en este caso para la producción comercial de eucalipto, “estuvimos estudiando el caso con el grupo Poblado Ambiental y la Mesa Verde de El Poblado y encontramos que el Plan de Ordenamiento Territorial marca este sitio como zona de protección ambiental“, señaló.

El vecino reconoció que luego de la denuncia que la comunidad interpuso hace 2 meses, “el Área Metropolitana del Valle de Aburrá nos respondió que el Instituto Colombiano Agropecuario (Ica) había autorizado dicha tala por ser una plantación comercial y que la tala estaba permitida”, pero aseveró que “sabemos que detrás de esta tala está una constructora que está buscando el permiso para erigir un proyecto en esta zona”.

Lea también: Siete parques de El Poblado serán intervenidos

Según afirmó el vecino, “el proyecto viene avanzando y la constructora ya debe estar adelantando los permisos para edificar ahí. Ya no tendremos marcha atrás”.

Gente consultó en primera instancia estas afirmaciones con el Área Metropolitana como autoridad ambiental. Esa entidad señaló que hizo una visita al predio, constató que la plantación cuenta con el permiso de aprovechamiento forestal emitido por el Ica y verificó el Plan de Ahuyentamiento de Fauna correspondiente al predio, que es el que contempla las acciones para inducir a los animales a que abandonen el área de la tala antes de ser intervenida para proteger su vida.

“Validamos que la fauna estuviera bien y que la flora, alrededor de la plantación talada, también estuviera en buenas condiciones. Asimismo revisamos que no se hubieran intervenido terrenos aledaños, sino solo para el que se emitió la licencia”, puntualizó el Área.

La entidad finalmente explicó que sobre el presunto cambio del uso del suelo de lo que sería un área protegida, para el posterior aprovechamiento comercial, no tiene injerencia, pues es el Departamento Administrativo de Planeación el encargado de dirimir asuntos relacionados con el Pot.

Le sugerimos: ¿Por qué talan cuando la ciudad necesita más árboles?

Permiso vigente debe respetarse
Según se logró establecer luego de la denuncia hecha en marzo, el permiso de aprovechamiento del Ica fue emitido desde 1991 y renovado en 2016, después de verificar que cumpliera con los requisitos consignados en el Decreto 1076 de 2015, que incluyen “acreditar capacidad para garantizar el manejo silvicultural, la investigación y la eficiencia en el aprovechamiento y en la transformación” y “presentar un plan de manejo forestal”.

Sobre este asunto, el Departamento Administrativo de Planeación enfatizó que “las licencias de aprovechamiento forestal otorgadas por la autoridad ambiental, que tengan vigencia y que hayan sido otorgadas antes de la fecha de aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial (Pot), que fue aprobado en diciembre del 2014, deben ser respetadas”.

Sin embargo, la dependencia dio claridad indicando que “en caso de que el lote en cuestión haga parte del suelo de protección derivado de la Estructura Ecológica Principal, como parte del sistema orográfico definido en el Acuerdo 48 de 2014 (modificación al Pot), en estas áreas no se podrán establecer plantaciones nuevas con fines de aprovechamiento” y añadió que “las nuevas plantaciones que se establezcan deben ser con fines de protección y no podrán ser aprovechables durante el tiempo de vigencia del Acuerdo 48”. Esto indicaría que hasta que en la ciudad no se modifique nuevamente el Pot, en el lote no podría haber nuevas siembras con fines comerciales.

Siga leyendo: Árboles: entre la tala y la conservación en El Poblado

Por Sergio Andrés Correa
sergioco@gente.com.co