Visión a la moda de ‘Diana Lunareja’

principal

Visión a la moda de ‘Diana Lunareja’

Antes de ser Diana Lunareja, una de las tuiteras de moda más reconocidas en el país con una cuenta de cerca de 14.000 seguidores, la protagonista de este perfil, Diana Lucía Gómez, era estudiante de Diseño de Vestuario de la UPB, una carrera que había elegido desde los 4 o 5 años mientras dibujaba princesas con vestidos “repolludos” llenos de flores, moños y capas, utilizaba las toallas y sábanas de su casa para crearse trajes únicos y bajaba las guirnaldas del árbol de Navidad para envolverse con ellas e imaginarse luciendo un atuendo glamuroso.

Mientras adelantaba su formación profesional, Diana era colaboradora de la sección de moda de una revista virtual, al mismo tiempo que escribía un blog con sus percepciones sobre la moda como proyecto académico, dos ejercicios que la llevaron a concluir que la escritura era la manera ideal de comunicar una de sus mayores ideas. “Yo sentía que la gente desde afuera miraba la moda como una cosa muy frívola y muy boba, pero a mí me parecía todo lo contrario”, recuerda, y añade que la respuesta de sus lectores fue tan buena, gracias a sus datos históricos y contextualizados, que hasta el día de hoy mantiene el blog.

Luego le llegó el momento de la práctica. La hizo en el departamento de vestuario de la película Lo azul del cielo, una oportunidad que la enamoró de lo que ocurría detrás de la pantalla, “y por eso, después de graduarme, trabajé durante un tiempo para comerciales, cortometrajes y teatro”, cuenta, además dice que eso no le impidió seguir explorando la escritura.

#Fotocasual en uno de los lugares más interesantes de Medellín: la zona de ropa usada de la Minorista. La aventura la patrocina Teleantioquia 😉

Una publicación compartida de Diana Lunareja (@dianalunareja) el

De hecho, estudió un diplomado de Comunicación y Moda, y al terminarlo se postuló a una beca para estudiar un máster con el mismo nombre en el Instituto Europeo de Diseño de Madrid. Allá estuvo 10 meses, en los que, además de recibir las clases del programa, adquirió experiencia profesional en el área de comunicaciones de una marca de joyas de lujo. “Quedé enganchada, y cuando volví, empecé a trabajar con marcas importantes. En este momento trabajo para un grupo de marcas, y es un reto muy interesante porque debo escribir para ellos con un lenguaje muy fresco y comercial, pero cuando hago contenidos para mi blog ese lenguaje cambia”.

La escritura, explica, sigue siendo una sorpresa para ella, pues, a pesar de que nunca recibió ninguna formación en ese campo, siente que se entiende muy bien con las palabras. Es por eso que ha podido ser colaboradora para diferentes medios de comunicación durante varios años y se ha ganado la validación de personas del entorno de la moda, gracias a su habilidad para decir de maneras diferentes lo que ya está inventado.

Estar inmersa en el universo de la moda, aclara, no significa que haga sacrificios por verse bien, porque afirma que la comodidad es la prioridad. Incluso hace cosas que muchos amantes de la moda no harían: comprar ropa de segunda, porque aprendió que esa es una manera de prolongar la vida útil de una prenda. “Me parece muy apasionante rescatar algo viejo y ponerse algo que nadie más tiene. No tengo un estilo definido, me visto según el ánimo con el que me despierte. La gente cree que a los que nos gusta la moda debemos estar vestidos siempre perfectos, pero para mí es más importante la comodidad”.

Por Laura Villamil.

Hermosa pasarela de @johannaortizofficial. Feliz de ver el Parque Biblioteca de Belén como protagonista. Buena cosa de @felipe3cero2.

Una publicación compartida de Diana Lunareja (@dianalunareja) el

Fecha

Noviembre 27, 2015

Categoría

Gente, Vecinos

Tags

apasionada, belén, bloguera, diseñadora, emprendedora, escritora, innovadora, joven, mujer, periodista, talento, twitera, Twitter, vestuarista