Una propuesta musical que suena a gaitas y a tambores

principal

Una propuesta musical que suena a gaitas y a tambores

Hace un poco más de dos años, Juan Esteban Buitrago, estudiante de Música de Eafit, empezó a conformar un proyecto para que las gaitas, los tambores y las maracas se ganaran un lugar entre las preferencias sonoras de los medellinenses, motivado por el desconocimiento generalizado sobre estos sonidos provenientes de rincones alegres de la Costa Caribe colombiana.

“En la carrera tuve acercamientos a la música de gaitas y aprendí lo básico y a partir de eso fue que surgió la idea del grupo”, explica Buitrago, quien se encargó de despertarle la curiosidad por estos ritmos a su compañero Sebastián Amortegui, a quien le enseñó a tocar la gaita macho (tiene dos orificios y se interpreta con una mano, mientras con la otra se toca la maraca).

“Mientras él aprendía ese instrumento, yo aprendía a tocar la gaita hembra (tiene cinco orificios y llevar el registro de las notas y la melodía). En este proceso nos dimos cuenta de que esta música no era muy conocida aquí, a pesar de que su origen es colombiano… Eso fue lo que nos dio el impulso para investigar más”, agrega.

En esa búsqueda conocieron a Francisco Cabana, un joven estudiante de Música con énfasis en Clarinete de la Escuela Superior Tecnológica de Artes Débora Arango, quien dice que “soy de Guacamayal (Magdalena), un pueblito donde todos crecemos escuchando y aprendiendo a tocar música de gaitas. Cuando vi el interés que tenía Juan por conocer más sobre estos ritmos para su proyecto, entré a apoyarlo y a tocar el tambor alegre. Eso fue hace dos años”. Como él, otros tres jóvenes se unieron a la propuesta: Yuri Taborda (llamador), Álex Adrián Avilez (tambora) y Camila García (voz).

Luego del grupo, que tomó el nombre de Gaiteros de Nutibara, nació también Plug Head Escuela de Música, un espacio para la formación en músicas tradicionales. “El nombre es más del rock, porque lo definimos antes de saber que en la ciudad hacía falta un lugar para aprender de ritmos autóctonos… Analizando el entorno nos dimos cuenta de que la mayoría de academias tiene un enfoque en la enseñanza géneros como el rock o en la música clásica, así que nosotros quisimos abrir algo diferente y ya llevamos más de un año trabajando aquí”, dice Buitrago.

Con “aquí” se refiere a la casa que convirtieron en academia, ubicada en Belén Fátima, a dos cuadras de una de las entradas del Cerro Nutibara (una de las razones que le dio nombre al grupo). Justamente, en la sede integración del mismo barrio dictan un taller de la música de gaitas; una actividad que los ha sorprendido por la buena participación de los vecinos. “Hay jóvenes que, a pesar de ser susceptibles a muchas situaciones del contexto, dedican su tiempo a aprender sobre esta riqueza sonora. Creo que, como ellos, muchas personas podrían estar interesadas en aprender, pero lo que falta es ser visibles y difundir estas propuestas”, afirma Buitrago, y agrega que por esa razón no solo crearon Gaiteros de Nutibara y Plug Head, sino una banda playera, con la que también exploran fuerte el folclor del Caribe.

Por Laura Villamil.

Fecha

Enero 25, 2017

Categoría

Artistas, Emprendedores, Gente

Tags

belén fátima, Caribe, clarinetista, eafit, emprendedor, enseñanza, gaitero, hombre, investigador, músico