María Clara una artista que le da forma a sus ideas

principal_mariaclara

María Clara una artista que le da forma a sus ideas

Cuando María Clara Villa se sienta frente al torno no tiene idea de lo que va a hacer. Sus manos van conversando con la arcilla, el material es quien le va insinuando a la artista qué puede crear con él.

El movimiento delicado de sus dedos sumado a la fuerza del torno muestran formas que aparecen y desaparecen, hasta que al final, construyen la figura madre de cualquier pieza, un cilindro. Con las manos corre la arcilla y la obliga a estar en el centro, para entonces la obra ya no es un secreto, una jarra, una tortera, un pocillo o una vasija son algunos de los posibles objetos que el barro ha decidido ser.

María Clara comenzó moldeando el material noble para hacer utensilios de cocina, quizá un vaso sin asa o una tetera fueron sus primeras creaciones. Ahora pasa todo el día en un taller que adecuó en el garaje de su casa, en donde juega con los pigmentos para preparar sus materiales de trabajo: los esmaltes, las pastas cerámicas, la arcilla de papel y las temperaturas de quema.

Esta vecina estudió diseño gráfico e industrial en la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB). Luego de graduarse se fue con su esposo rumbo a Alemania, en donde estudió grabado en Ruhr Universitäl. Al regresar a Medellín se topó con la cerámica y fue algo así como un amor a segunda vista, pues antes de su viaje a Europa había trabajado con la arcilla, pero nunca se había interesado en vivir de ella.

“La cerámica es lo que me permite expresarme. Además, aunque nunca me propuse ser artista, a través del arte he satisfecho esa necesidad constante de crear”, expresa la mujer mientras que con una esponja moldea y le quita humedad al barro.

Al ser este material su lienzo, prefiere trabajar bajo sus condiciones, por eso cuando hacen encargos no le gusta que le pongan limitaciones de forma, color y decorado, pues ella en medio de la creación se va inspirando. Además, se le dificulta hacer una pieza igual a otra; cuando comienza la segunda su estado de ánimo e ideas no son los mismos que al inicio de la primera.

María Clara confiesa que para deshacerse o guardar sus pensamientos los anota en uno de sus en sus libros, por ejemplo, cuando el horno dañó o se lastimó el pie, porque escribir y hacer bocetos le permite dejar las cosas sobre el papel para no distraerse mientras trabaja. En su casa la artista está rodeada de naturaleza, su mayor inspiración. En el taller tiene vitrinas llenas de utensilios, terminados y sin terminar, en donde además mete su creatividad, sus emociones, sus sueños y ese talento de mezclar el grabado con el medio cerámico.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

 

Fecha

Agosto 26, 2016

Categoría

Artistas, Gente

Tags

artista, ceramista, creativa, envigado, escultora, investigadora, mujer, tallerista