Luis Miguel llevará su talento a Bélgica

principal_belgica

Luis Miguel llevará su talento a Bélgica

“Cuando conocí la danza contemporánea de una manera más seria me comenzó a quitar el sueño. No podía pensar en otra cosa que en bailar”. Así describe Luis Miguel Ramírez su necesidad de expresarse con el cuerpo, de contar historias, de hablar de un concepto, de ser libre.

Sus movimientos no son otra cosa que el reflejo de sus ideas, sentimientos y emociones. Este joven, que tan solo lleva 3 años de sus 22 dedicado al baile clásico, tiene claro que esa es su vocación. Desde niño descubrió que quería dedicar su vida a la danza. Sin embargo, al terminar su bachillerato decidió estudiar Gastronomía en la Colegiatura Colombiana. Pero como nada en su vida ha sido casualidad, en medio de sus estudios comenzó bailar hip-hop empíricamente.

Luego, ese hobbie se convirtió en un deseo más serio cuando en compañía de unos amigos presentó una audición para entrar a 8T Arts, una academia enfocada en la formación artística integral. La coreografía grupal les demostró a Luis y a los jurados para qué estaba hecho.

A partir de ahí el joven encaminó su destino y se salió de estudiar cocina profesional para dedicarle tiempo completo a lo que le roba el sueño: la danza. De acuerdo con Luis Miguel, todas esas decisiones — para algunos apresuradas— no han sido en vano. Su nuevo estilo de vida, cuenta, le da “la plenitud necesaria para ser feliz”.

Su corta historia con el baile le ha traído tantas alegrías como satisfacciones, y es que desde hace poco, “púrpura, cuadrado y ciencia” se han convertido en las 3 palabras favoritas de Luis, pues fueron las que le dieron el boletín directo para estudiar en Bélgica danza contemporánea.

La disciplina de este bailarín de danza contemporánea, formado en Laureles, lo llevó a ganarse una beca para perfeccionar su técnica en Europa.

 

“Un día llegué a la página web de P.A.R.T.S, la escuela de baile clásico más importante del mundo, allí me di cuenta de que las próximas audiciones eran en abril de 2016. Entonces comencé a prepararme para viajar al país europeo”, dice.

De las 1200 personas que presentaron las audiciones, 180 pasaron a la prueba final, entre ellos Luis. Luego quedaron 90 y a esos participantes les asignaron 3 palabras con las que debían hacer un “solo de danza contemporánea”. Las del joven fueron púrpura, cuadrado y ciencia. Esa fue la oportunidad para, como en su primera audición en 8T Arts, mostrarle al jurado todo su talento.

La buenas noticias no tardaron en llegar, días después de su regreso recibió un correo electrónico en el que le informaban que él y otras 43 personas tenían un cupo en la escuela. Además la dicha fue completa, en julio pasado la P.A.R.T.S le notificó que había recibido una beca de 10.000 euros para su estudio.

El viaje está cerca, Luis Miguel ya empacó las maletas y, en ellas, sus sueños: vivir feliz y tranquilo…. En resumen, vivir bailando.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Agosto 12, 2016

Categoría

Artistas, Gente

Tags

artista, bailarín, Baile, Beca, Bélgica, danza, Europa, laureles