Jazz gitano, la esencia de Cafeine Manouche

principal

Jazz gitano, la esencia de Cafeine Manouche

Si hay algo en lo que tienen razón los integrantes de Cafeine Manouche, es que su sonido de jazz gitano incita, aunque sea de manera inconsciente, a moverse en su compás. Es imposible quedarse quieto cuando las guitarras (traídas desde Francia), el contrabajo, los vientos (varían el clarinete, el saxofón y la melódica), una voz dulce y la que se roba todas las miradas, la tabla de lavar (hecha literalmente con una tabla de lavar a la que se adhieren instrumentos como platillos, cajas chinas y panderetas), se alían para sorprender.

Justamente, ese asombro entre el público es lo que más alegra a sus músicos Germán Sierra (guitarrista y director general), Julián Serna (guitarrista puntero y director musical), Arthur Anelli (guitarrista líder), Álex Góez (contrabajista y corista), Juan Fernando Clavijo (percusionista y corista), Bernardelly Gómez (vientos) y Lida Montoya (cantante). También a Alejandro Pérez, el ingeniero de sonido que no los desampara.

La primera vez que nos presentamos fue en 2012, en un evento del Colombo Americano. Casi no habíamos tenido tiempo de ensayar y fue muy improvisado, pero a la gente le encantó. Nos dimos cuenta de que esta propuesta era un diamante en bruto por su colorido, su gestualidad, su sonoridad… Aquí no había nada parecido”, explica Germán, quien fue el que les sembró la curiosidad al resto de los integrantes por este tipo de música.

Yo digo que esto nació en el equinoccio de verano de 2003, mientras estaba haciendo un doctorado en Francia. Allí un amigo me invitó a un concierto de un grupo muy raro, que resultó ser de jazz manouche (gitano). Lo que yo sentí fue indescriptible… Me invadió una ráfaga de adrenalina que jamás había sentido”, complementa.

Desde entonces, pensando en un proyecto musical futuro, empezó a enviarle fotografías de guitarras especiales a Juan Fernando, quien le recomendaba cuáles traer. Sin embargo, conformar el grupo tomó bastante tiempo, porque fue hasta 2012, antes del toque improvisado, que definieron su primera formación. “Bernardelly, Lida y yo estábamos en un grupo de flamenco, pero hicimos un complot y renunciamos para empezar esto, dice entre risas.

Después de muchos ajustes, hoy completan tres años presentándose entre municipios y escenarios de la ciudad, y los resultados de su trabajo han sido tan bueno que hasta se motivaron para crear el Django Festival, un evento en el que le rinden tributo a Django Reihnardt, “que fue un gitano y virtuoso de la guitarra. A pesar de una limitación que tenía en algunos dedos (anular y meñique), desarrolló una técnica para tocar con esa limitación y ahora todos tratamos de asemejarla para tocar como él”, explica Julián, y agrega que con esta plataforma (que se realizará en septiembre), puedan divulgar la alegría de este género.

Por Laura Villamil.

Fecha

Junio 26, 2015

Categoría

Artistas, Gente

Tags

Artist, banda, belén, cantante, contrabajista, guitarrista, jazz, jazz gitano, músico, talento