Jairo Luis García, la voz alegre de Latina Stereo

principal_latina

Jairo Luis García, la voz alegre de Latina Stereo

Si alguna vez ha escuchado las expresiones “¡seguimos, seguimos, seguimos!”, “¡tenga para que se entretenga!” y “¡no confunda la salsa con una ensalada!”, es muy probable que haya sintonizado Latina Stereo, o en su defecto, que haya presenciando a un imitador de Jairo Luis García, un locutor y melómano que durante 30 años, los mismos que tiene la emisora, se ha propuesto llevar la mejor energía al otro lado del radio.

Para esto no solo cuenta datos curiosos sobre cantantes, compositores y canciones de salsa, sino que suelta comentarios jocosos que le surgen con naturalidad; una cuota de humor pensada con mucho respeto, “porque es lo que el público se merece. Creo que eso lo han olvidado muchos personajes de la radio de hoy en día, porque tristemente utilizan los micrófonos para hablar lo que no debe ser”, asegura a manera de crítica.

Es tal vez esa visión que tiene sobre el oficio del locutor la que ha hecho que su voz se vuelva un referente para los oyentes y para el medio radial; algo evidente cuando en otras emisoras utilizan las frases que él ha inventado y popularizado desde Latina. “Todas esas ocurrencias que han ido marcando mi paso por la radio, y que la gente ha ido aprendiéndose, han surgido por esa actitud alegre y  feliz que trato de transmitir en todos mis programas, porque me gusta pensar que así le alegro el día a alguien”, revela con una sonrisa, y agrega que esa actitud positiva no es exclusiva de la cabina, porque en la cotidianidad también es una premisa.

Estas palabras entusiastas solo reflejan que Jairo Luis encontró el oficio ideal, ese que está hecho de pasión y entrega. “Yo me enamoré de la radio entre los 12 y los 13 años, escuchando son cubano en las emisoras que sintonizaba mi papá. También había un gusto musical heredado de mi abuelo, quien tocaba la guitarra y la lira”, recuerda con emoción.

Añade que otros momentos definitivos para marcar su inclinación por la música se dieron en la juventud, mientas se sentaba junto a sus amigos en “la esquina del movimiento”, como la llamaban, “para escuchar la música que ponían adentro del local al que no nos dejaban entrar porque éramos menores de edad. Nos encantaba la Sonora Matancera y cada vez que veíamos que alguien iba a entrar al sitio le dábamos monedas para que nos programara canciones en la rockola”.

Al graduarse del colegio, Jairo Luis experimentó diferentes oficios, como el de mensajero y el de islero en una bomba de gasolina, pero solo se ubicó cuando entró a estudiar locución en un instituto y paralelamente empezó a visitar diferentes emisoras para conocer cómo funcionaban. En esa búsqueda llegó a La voz de rio grande, donde se hizo tan amigo de los locutores que terminó convirtiéndose en el mensajero. “Luego fui control, y mientras tanto los veía en las transmisiones para aprender. En las noches me grababa y me escuchaba para practicar”.

Como recuerda hoy, fue esa emisora la plataforma desde la que despegó, porque por recomendaciones de sus colegas estuvo en emisoras de Apartadó (1 año), Bucaramanga (13 años) y, por supuesto, Envigado, donde hasta hace poco se ubicaron las instalaciones de Latina y donde reside desde hace varios años.

Ha sido un camino largo pero muy bueno. Tanto que hoy sigo teniendo sueños por realizar en la radio, como el de tener un programa que se llame ‘Las canciones de Jairo Luis García’, para que la gente conozca qué otras cosas escucho además de la salsa. Espero realizarlo pronto”, concluye.

Por Laura Villamil.

Fecha

Febrero 12, 2016

Categoría

Gente, Vecinos

Tags

envigado, hombre, locutor, melómano, productor radial, trabajador