Hernán explica su deleite por los sonidos tropicales

principal

Hernán explica su deleite por los sonidos tropicales

En la infancia, por encima de cualquier juguete de moda —recuerda haber recibido la mayoría—, Hernán Usquiano prefería un radio RCA Victor que tenía su mamá. Junto a él gastaba sus tardes enteras descubriendo y enamorándose de los sonidos tropicales y memorizándose las expresiones más llamativas de los locutores de la época. “Los oía, me aprendía lo que decían y empezaba a repetir”, cuenta el hoy presentador del programa La Viejoteca de Telemedellín, y complementa diciendo que “ese, se puede decir, es el principio de toda la historia que he construido en el ambiente musical”.

Mientras todos sus compañeros del bachillerato se soñaban llegando al rango más alto en una carrera militar o graduándose como médicos, abogados e ingenieros, él aspiraba a hacer su universidad en Bolívar con Cuba, donde estaba ubicada la sede de RCN Radio. “Yo quería aprender a hacer lo que había escuchado desde niño…Incluso antes de graduarme me fui para allá a ver cómo podía aprender. Todos los días llegaba emocionado a contarles a mis compañeros que el día anterior me había contestado uno u otro personaje, era algo maravilloso”, rememora.

Al recibir su diploma de bachiller se fue para su “universidad” en búsqueda de oportunidades, y consiguió un puesto como operador de sonido en Radio Éxito. Allí estuvo dos años, “porque como siempre tuve tendencia por la música tropical me fui para Ondas de la Montaña, una emisora con ese énfasis. Tuve la experiencia de estar como locutor y como control de sonido”.

De ahí saltó a uno de los cargos que más lo marcaron: promotor discográfico de Codiscos, donde inició sus relaciones con grandes músicos, compositores, intérpretes y empresarios de la industria. Personajes como Álvaro Velásquez (quien escribió El Preso), Jairo Paternina (quien fue cantante del Combo de las Estrellas) y Gustavo Quintero (voz líder de Los Hispanos), son los que más recuerda, pues llegaron a convertirse en sus mejores amigos.

Allí trabajé 10 años, porque luego de ser promotor regional pasé a ser supervisor nacional de promoción, y llegué a tener uno de los cargos más honrados para cualquier disquero, que fue ser el director artístico de la compañía. Mi Dios me dotó de un oído comercial en la música, y eso siempre hizo y ha hecho que mucha gente acepte mis sugerencias.” De esta manera se convirtió en el productor de artistas como Pastor López, Helenita Vargas y Los Corraleros de Majagual, y “debía hacer muchas cosas: desde elegirles los músicos, los arreglistas y los repertorios, hasta encargarme de la realización de las portadas de los discos”.

Luego fue director de la emisora Fiesta Estéreo de RCN, tuvo un breve regreso a Codiscos, y, finalmente, se convirtió en el presentador de La Viejoteca. Esta última experiencia trabaja desde hace tres años, con el propósito de divulgar el trabajo de las orquestas tropicales. “Vi que toda la difusión estaba en géneros como el reguetón, mientras no pasaba nada con lo tropical. Esta situación me motivó para enviar una carta al canal con la propuesta del programa, y hasta hoy he recibido todo el apoyo”, dice, y agrega que La Viejoteca se convirtió en una vitrina para los grupos que están trabajando, que son muchos, y eso me da una gran satisfacción” .

Por Laura Villamil.

Fecha

Junio 19, 2015

Categoría

Gente, Vecinos

Tags

belén, coleccionista, director radial, hombre, locutor, música, presentador, productor musical