El Papá Noel de Abejorral vive en Belén

El Papá Noel de Abejorral vive en Belén

El Papá Noel de Abejorral vive en Belén

Este vecino de Granada visita el oriente antioqueño hace 45 años para entregar regalos de Navidad a los niños más necesitados.

Lea también: Así se ilumina la ciudad en esta Navidad

“Querido Papá Noel, gracias por ayudarnos a recuperar la felicidad después de tanta violencia… supe por radio Santa Bárbara que estuvo hospitalizado, yo le pedí mucho al Niño Jesús y a María Auxiliadora por su salud, ya que usted es la cara más linda y hermosa de esta época, pues al Niño Dios le da mucho miedo venir por acá, pero gracias a mi Dios se acabó la violencia y volvieron mis compañeritos a la escuela, aunque sus papás no van a resucitar, gracias, Papá Noel, por devolverles la felicidad a los niños de la vereda Los Rastrojos”.

Con la carta que María Magdalena, de 7 años, le entregó en 2008, Jairo Gutiérrez reitera que los más de 45 diciembres llevando regalos a Abejorral valen la pena. A este vecino de Granada se le salen las lágrimas, a veces de alegría y otras de tristeza, al leer las notas que a lo largo del tiempo le han escrito aquellos pequeños que ven el traje rojo y las barbas blancas como una luz de esperanza.

Hasta ahora ha tenido 3 disfraces, el primero se lo hizo su hermana un año después de que el Banco Industrial Colombiano, de donde es jubilado, le regalara $ 2000 para que visitara su tierra natal, en el oriente antioqueño, y llevara 50 traídos a las familias más pobres del municipio.

Siga leyendo: Pico y placa seguirá durante el fin de año

“Fue tan hermoso, que al año siguiente fui acompañado de varios compañeros del banco, que todavía viajan conmigo en la segunda semana de diciembre. Esa vez me monté en una carroza de caballos llena de bombas. La gente estaba feliz, los niños no se la creían. Así fue mi entrada allá como por 8 años, hasta que contratamos una camioneta que hacía las veces de trineo”, cuenta.

Hoy en día son cerca de 1500 niños los que durante 4 horas hacen una fila en el Coliseo de Abejorral para que Jairo, o mejor dicho Papá Noel, les entregue un juguete, quizá el único que tendrán hasta que el próximo año regrese el hombre a quien sin gorro rojo casi nadie en el pueblo identifica.

“La mayoría no sabe quién soy, y esa es la idea, para que se mantenga la ilusión. A mí me encanta este tipo de obras sociales, porque yo fui de una familia de escasos recursos y nunca tuve juguetes. Por eso para mí darles alegría a los chiquitos con un carro o una muñeca no tiene precio. Ese es mi regalo de Navidad, el mejor que me han dado en la vida”.

Le sugerimos: Cuando la alegría tiene forma de caja

Desde febrero Jairo encarna ese personaje legendario que, según la cultura de Occidente, trae juguetes a los niños, pues a partir de esa fecha va mensualmente a El Hueco para elegir los detalles o abonar el dinero que sus conocidos le van dando para los pequeños abejorraleños tengan una feliz Navidad.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Diciembre 22, 2017

Categoría

Belén, Gente, Vecinos

Tags

abejorral, Antioquia, belén, navidad, papa noel, Regalos