“El ajedrez es un mundo más grande que 64 casillas”

principal_ajedrez

“El ajedrez es un mundo más grande que 64 casillas”

Cuando llega el momento de sentarse frente a su oponente en un torneo internacional, David Arenas siempre se siente superior. Y no es porque la petulancia y la egolatría sean características suyas, sino porque lleva 16 años repitiéndose que de la fortaleza mental se desprenden los triunfos en ese universo que es más grande que 64 casillas, 2 reyes, 2 reinas, 4 torres, 4 alfiles, 4 caballos y 16 peones.

Esto, según dice, porque el ajedrez tiene un componente abstracto que lo lleva a pensar en las consencuencias de cada movimiento. “También tiene partes teóricas y lógicas. Se trata de sopesar qué puede salir bien o qué puede salir mal, y luego tomar una decisión: como en la vida”, explica con metodología, y añade que mientras juega una partida, que puede llegar a extenderse por 5 horas, crea, a punta de conjeturas, un juego paralelo en la mente, para tratar de adelantarse a su contrincante.

Con estas estrategias, David, de 24 años, ha alcanzado reconocimientos importantes en torneos locales, nacionales e internacionales. “Mi primer gran título fue el de campeón panamericano sub 20, cuando tenía 13 años. Y eso, a su vez, me dio el título de Maestro Internacional”, dice, y añade que para entender qué significa esto se debe tener en cuenta que en el ajedrez hay 4 escalafones que miden el nivel de los deportistas: Maestro Nacional, Maestro FIDE, Maestro Internacional y Gran Maestro Internacional. Esa victoria, entonces, le permitió ascender en el escalafón.

De ahí en adelante solo llegaron más entrenamientos, esfuerzos y sacrificios, con miras a acumular el puntaje suficiente para alcanzar la posición más privilegiada del escalafón: Gran Maestro Internacional. “Y para eso hay que cumplir con 3 normas, como se llaman en ajedrez. Estas se ganan en torneos que cumplan con un número determinado de jugadores titutalos, de banderas y de puntos, y que te permitan enfrentarte a oponentes con cierto rating, es decir, cierta cantidad de puntos”.

Colombia solo tiene 8 Grandes Maestros Internacionales, uno de ellos es David Arenas.

 

Entre 2009 y 2015, David acumuló varias normas, participando en torneos de países como España y Cuba. Sin embargo, nunca fueron suficientes para ascender, porque le hacía falta acumular 2.500 punto. Este año, en cambio, sí alcanzó su certificado como Gran Maestro Internacional, luego de participar en Continental de El Salvador, hace apenas un par de semanas.

Este no fue cualquier triunfo, según cuenta, porque tuvo que enfrentarse con el número 1 de ese torneo, el cubano Lázaro Bruzón, quien también es el segundo mejor de su país (que es potencia en ajedrez). “Cuando lo enfrenté ya había ganado algunas rondas y perdido otras, así que me quedaban faltando 8 puntos para ascender. Por eso necesitaba ganarle, y gracias a Dios pude hacerlo”, revela sonriente.

Esa satisfacción, dice, es el resultado de ponerse metas desde que se inició en el ajedrez: a los 8 años en un intercolegiado que, como premio, le ofrecía un entrenamiento gratuito por un mes, para luego disputar una final. “Había aprendido a mover las piezas viendo jugar a mis tíos y mis primos en la casa de mi abuela. Por eso alcé la mano y dije que quería participar en el intercolegiado. A los 6 meses de ese torneo ya era campeón departamental sub 10. Creo que me enamoré a primera vista del ajedrez, y así me he mantenido”.

Por Laura Villamil.

 

Fecha

Julio 17, 2016

Categoría

Deportistas, Gente

Tags

administrador, ajedrecista, campeón, eafit, envigado, ganador, hombre, joven, jovencampeón